logo autocosmos Vende tu auto
Industria

Motor de arranque: La imparable evolución de los autos chinos

Algún día vas a tener un auto Chino y todo indica que eso es una buena noticia

Motor de arranque: La imparable evolución de los autos chinos

El 31 de enero de 2015, escribí una columna publicada en el diario El Informador, de Guadalajara, cuyo título era: “Algún día vas a tener un auto chino”. Sobra decir que me llovieron críticas, muchas de ellas de gente enojada, que se ofendía ante la posibilidad de poner en su cochera un auto de origen chino. Sin embargo, ese día ya llegó y son cada vez más los productos de fabricación china comprados por los mexicanos. La gran mayoría son de marcas tradicionales en México, que se aprovechan de un momento en que China sufre menos que otros países por la escasez de autopartes para traer autos de allá, poner sus logotipos y venderlos aquí. La que lo hace en mayor volumen es General Motors. Chevrolet tiene: el Aveo, Onix, Cavalier, Groove, Captiva, S10 y Tornado que vienen de China. Dodge tiene la Journey. Ford, la Territory. Buick, la Enclave. BMW tiene la iX3. Hay algunas más y el hecho es que el mexicano ya compra a cada mes, más de 15 mil vehículos chinos. Como ese número solo debe aumentar, decidí platicar un poco sobre las marcas chinas, que también están entrando a México como Pedro por su casa. ¿Cómo se dirá Pedro, en mandarín?

Antes de entrar en ese listado, es importante observar que muchas marcas chinas son asociadas a otras occidentales, como FAW y Volkswagen o SAIC y General Motors. De ahí que sea normal que esas marcas usen esas sociedades para fortalecerse en otros mercados, como el mexicano.

En 2021, de acuerdo con el sitio Statista, el conglomerado chino SAIC Motors terminó en primer lugar en producción y ventas en el país asiático, comercializando nada menos que 2,75 millones de vehículos. SAIC tiene sociedad con Volkswagen, General Motors, Wuling y es dueña de la británica MG (sí, la marca es británica de origen y por diseño, aunque su fabricación sea en China).

Changan queda en segundo lugar con 1.75 millones de unidades el año pasado. La marca es considerada por mucho como fabricante de SUVs de lujo y su crecimiento en China y fuera de ahí, ha sido extraordinario recientemente.

Los “chinófobos” estarán tristes

Geely, que es accionista mayoritaria de la sueca Volvo, quedó en tercer lugar con 1.32 millones de vehículos, contando los Volvo, obviamente. Geely es también accionista de Mercedes-Benz, Smart, Polestar, Proton, Link & Co, London EV y Lotus. Es, obviamente y como prácticamente todas las grandes compañías de automóviles hoy en día, una empresa global.

En cuarto lugar, quedó Great Wall, con 1.28 millones de autos, entre ellos algunos comercializados en China bajo las marcas Haval y Ora. Great Wall Motors, o GWM, compró una fábrica de Mercedes-Benz en Brasil y promete construir ahí más de 10 modelos para entrar a ese mercado. Desde ahí pudiera llegar eventualmente a México.

Recién ingresada a México, Chery - aquí llamada Chirey- terminó 2021 en el sexto puesto en China, logrando comercializar 905 mil vehículos, quedando por debajo de Donfeng, que vendió 1.19 millones. La lista de las 10 marcas de mayor venta de vehículos en China se completa con FAW, BAIC, BYD y GAC.

Ya vimos que, en volumen, las empresas chinas están escalando hacia la cima, tanto que SAIC Motors ya quedó en el lugar número 8 en 2021, por arriba de marcas más conocidas en occidente como Stellantis y Hyundai. Pero también la calidad de manufactura china es cada vez más universalmente aceptada, venciendo los prejuicios que muchos aún tienen y no solo en México, sino en todo el mundo.

Claro que esa mala fama de los productos chinos era justificada. Como son relativamente nuevos en esto de producir vehículos, es natural que pasen por un proceso de aprendizaje. Sin embargo, la gran mayoría de las marcas chinas se han asociado con fabricantes occidentales y aprendido su forma de hacer las cosas. Marcas del prestigio de BMW no pondrían su logotipo en un vehículo si no confiaran en la calidad de manufactura de ellos. Prueba de ello es que en el estudio de calidad inicial de JD Power en 2020, el promedio de desperfectos por cada 100 autos en China fue de 128, mientras que en Estados Unidos fue de 166. En Japón, para sorpresa de muchos, en 2021 el mismo estudio mostró un promedio de desperfectos de 137 por cada 100 vehículos.

Sí, un día vas a tener un auto chino. Y eso, todo indica, será una buena noticia.

Sergio Oliveira recomienda

Cuentanos que opinas