logo autocosmos Vende tu auto
Lanzamientos

Mercedes-AMG C 63 S E Performance, un híbrido con tecnología F1

Este es un verdadero ejemplo del milagro del downsizing, alto rendimiento sustentable aunque menos ruidoso y pasional.

Mercedes-AMG C 63 S  E Performance, un híbrido con tecnología F1

Mercedes-Benz acaba de presentar al nuevo C 63 S, versión más deportiva de su sedán que cambia a mecánica híbrida enchufable con más potencia que el V8 bi-turbo que hasta hoy empleaba y conocíamos.

Mercedes-AMG C 63 S: Diseño deportivo

Basado e la nueva generación del Clase C, el nuevo misil alemán lleva todo al extremo, incluyendo el ancho total de la carrocería para dar cabida a ejes y rines más voluminosos; entre las novedades estéticas del C 63 S E Performance vemos:

  • El escudo de AMG reemplaza a la estrella en el cofre
  • Tomas de aire en el cofre
  • Parrilla AMG de biseles horizontales y apertura activa
  • Salidas de aire en salpicaderas delanteras
  • Rines de 19” o 20” opcionales
  • Cuatro salidas de escape rectangulares
  • Difusor trasero
  • Spoiler en el perfil de la cajuela.

En el interior se mantiene la misma distribución de componentes del Clase C “normal” pero con un ambiente más deportivo empezando por los asientos y todas las gráficas del equipo multimedia MBUX personalizadas por AMG.

AMG C 63 S  E Performance: El cuatro cilindros más poderos del mundo

Mercedes-AMG se pone literalmente las pilas con el C 63 S recurriendo a la tecnología que denomina E Performance. El auto pierde la mitad de cilindros, pero gana en potencia.

Mecánica C 63 S E Performance:

  • 2.0 litros 4 cilindros
  • Delantero longitudinal
  • Sistema de turbo eléctrico que elimina el Lag
  • 476 Hp y 402 Lb-pie de torque.
  • Motor eléctrico trasero: 204 Hp y 236 Lb-pie
  • Caja de dos cambios.
  • Potencia total: 680 caballos y 752 Lb-pie
  • Batería: 6.1 kWh (400 voltios)

La tracción es a las cuatro ruedas con reparto permanente, y la transmisión del motor trasero activa la segunda marcha a partir de 140 km/h para permitir usar su potencia en todo el rango de velocidad del auto, arrojando las siguientes cifras:

  • 0 a 100: 3.4 segundos
  • Velocidad máxima: limitada a 250 km/h, o 280 km/h opcional configurable.

Mercedes-AMG C 63 S E Performance: Chasis y dinámica

Mercedes y AMG cuidaron mucho el reparto de pesos. Además de montar un motor más ligero adelante y el eléctrico atrás, la batería está en la parte baja cerca del tren posterior.

  • Suspensiones con control electrónico
  • Eje posterior con sistema direccional
  • Frenos de material compuesto
  • 8 modos de manejo, incluyendo uno que conserva la batería.

Hablando del acumulador de electricidad, es relativamente pequeño y solo brinda una autonomía de 13 kilómetros indicando que el enfoque obedece más a las prestaciones que a la ecología. Aún así, Mercedes-Benz declara un consumo mixto de 14.5 km/l.

¿Tú qué opinas, las prestaciones del Mercedes-AMG C 63 S híbrido harán olvidar el sonido del V8? Compártenos tu opinión en los comentarios.

Hernando Calaza recomienda

Cuentanos que opinas