Novedades

Renault nos adelanta la futura generación del Mégane con este prototipo eléctrico

Durante la conferencia digital Renault eWays, la marca del rombo presentó el Mégane eVision, modelo que hace de prólogo a la quinta entrega del hatchback.

Renault nos adelanta la futura generación del Mégane con este prototipo eléctrico

Renault tiene algunos planes para el próximo Mégane de quinta generación. Hoy, podemos ver materializado el prólogo de lo que será su desarrollo, con la presentación del Mégane eVision, un prototipo eléctrico que no solo mira hacia el futuro del hatchback francés en materia de diseño, sino que también del rol que jugará en la estrategia de electrificación de la marca, como hemos podido aprender en la conferencia Renault eWays donde fue anunciado.

Renault quiere reinventar el segmento C de hatchbacks compactos, apelando a una habitabilidad más inteligente, así como a un diseño más emocional.

Claves en el Mégane eVision: tamaño

Todos sabemos que hoy en día los autos son enormes y cada vez más grandes. Yo no sé exactamente que beneficio real trae conducir un vehículo tan voluminoso, si realmente ese espacio no está bien aprovechado. Y me alegro de que Renault sea la primera marca en tomar cartas en el asunto.

El nuevo Mégane, rompiendo con las tendencias, es más pequeño, midiendo 4.21 metros de largo, o sea entre 15 a 30 centímetros menos que cualquier auto del segmento, con la mayor habitabilidad posible. Esto es gracias a su plataforma eléctrica modular creada junto con Nissan (CMF-EV) con baterías más delgadas, espacios más reducidos para los motores eléctricos y las ruedas situadas en los extremos del auto, lo que le brinda una distancia entre ejes de 2.7 metros. Incluso el módulo para el aire acondicionado se ha reacomodado fuera del habitáculo, aprovechando el espacio del vano motor.

Claves en el Mégane eVision: autonomía

Sus baterías de 60 kWh (400v) y su sistema de carga que soporta hasta 130 kW, permiten un mejor consumo, tiempos más rápidos de carga y un performance mucho más potente del que podríamos encontrar en un auto de este tipo.

Claves en el Mégane eVision: diseño

El Mégane, aunque toma algunos códigos del Morphoz Concept de principios de año, como las luces que recorren el ancho del frontal y de la zaga, persigue varios objetivos.

Primero, mostrar carácter emocional, con formas musculares, una postura atlética y elementos que celebran su perfil futurista, como las luces LED de uso diurno, sus llantas aerodinámicas de 20", más grandes y delgadas, las superficies vidriadas, sus manijas ocultas al ras de la chapa, la aplicación bicolor dorada en tomas de aire o el "fundido" en el pilar A para el techo bicolor.

Lo segundo, es la versatilidad, ya que Renault quiere que el Mégane sea un auto sin concesiones o perfiles. Aunque claro, por las guarniciones ranuradas en la zona baja de las puertas, su cofre esculpido y los arcos plásticos en los las salpicaderas, podemos identificar que coqueteará con el segmento de los crossovers.

Livingtech

Este concepto acuñado por Renault apela a la interacción que hace el auto con sus ocupantes, no solo desde un punto de vista funcional, sino que como el auto se expresa ante nosotros. A medida que nos acercamos al auto, este nos invita a conocerlo.

  • En una primera etapa, se encienden los focos frontales del auto, de manera secuencial y exhibiendo el diseño de la matriz de LED hasta la insignia frontal, en forma de ola.
  • Luego se encienden unas luces decorativas muy sutiles en los marcos de las ventanas y la insignia E-Tech Eléctric en la parte baja de las puertas.
  • Ya de cerca, el sistema Livingtech ilumina algunos elementos del interior del auto. La marca no ha revelado imágenes de la consola.
  • Las luces traseras se pueden personalizar con distintas secuencias de encendido.

Performance

  • El Mégane EV emplea un motor de 160 kW, equivalente a 217 Hp, con un torque máximo de 221 Lb-pie.
  • Acelera de 0 a 100 km/h en menos de 8 segundos.
  • Gracias a su plataforma, ofrecerá suspensión trasera multilink y una dirección eléctrica más reactiva que permita un mayor radio de giro, con menos vueltas.
  • Renault no ha dado cifras exactas de autonomía, pero señaló que el Mégane eVision podría perfectamente ir desde Londres a Newcastle, a la misma velocidad que un auto convencional. Una búsqueda rápida en Google, nos dice que esa distancia es aproximadamente 400 kilómetros.

El próximo año, deberíamos ver una versión funcional de este prototipo, el cual nos acercará a lo que podríamos esperar para el futuro Mégane de quinta generación.

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas