Tecnología

Al igual que en los teléfonos celulares, la tecnología en los autos crece a pasos agigantados

Los vehículos están sumando una enorme cantidad de electrónica para hacerlos totalmente inteligentes.

Al igual que en los teléfonos celulares, la tecnología en los autos crece a pasos agigantados

Es impresionante como el nivel de tecnología crece a pasos agigantados en los automóviles, lo que abre paso a la conducción autónoma y a que los vehículos estén conectados unos con otros.

Estas innovaciones, que requieren de software y hardware de alto nivel, nacen con el objetivo de aumentar la seguridad y el confort del conductor y pasajeros.

Todo esto trae consigo que los automóviles conectados modernos compartan redes con dispositivos móviles e incorporan características que tienen más en común con las computadoras que con los vehículos tradicionales.

Ante esta tendencia, se espera que el mercado mundial de automóviles conectados aumente un 270 por ciento en 2022. A la par, se prevé que la industria automovilística domine la demanda de conectividad para 2023, según datos de un informe de la firma de investigación de mercado Counterpoint Insights.

Hoy en día, los automóviles equipan sistemas que se conectan a otros vehículos, dispositivos móviles, infraestructura de tráfico y sistemas en la nube para la supervisión de cuestiones como la seguridad del tráfico y los peatones, la vigilancia y gestión remota de vehículo o para los sistemas de alerta de emergencia.

Asimismo, estos vehículos se conectan siempre que se encuentren dentro del alcance de una red celular o a través de canales de radiofrecuencia de corto alcance, de forma muy similar a como se suele activar el Bluetooth o el WiFi.

De igual manera, los fabricantes están configurando los automóviles para que recojan y transmitan una gran cantidad de información detallada, como la ubicación del automóvil, la velocidad e incluso las alertas del conductor; en otras palabras, cómo, dónde y en qué condiciones conduce alguien.

Igualmente, se están preparando para desplegar paquetes de conectividad que permitan a los propietarios interactuar con proveedores de servicios y, por ejemplo, realizar compras con tarjeta de crédito desde el auto mientras conducen.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas