Tuning

Brabus mejora la imagen y deportividad de la Mercedes-Benz GLB

Una vez más, el tuner alemán mejora las cualidades de uno de los modelos de Mercedes-Benz.

Brabus mejora la imagen y deportividad de la Mercedes-Benz GLB

Como era de esperarse, tras la aparición de la GLB, la más reciente SUV de Mercedes-Benz, Brabus ha mejorado la imagen, aerodinámica y desempeño de este modelo.

Considerando la imagen robusta de la GLB, los diseñadores decidieron crear un kit que elevara la postura. Es así que se creó una parrilla de nuevo diseño y un paquete aerodinámico compuesto por una fascia más vigoroso y con entradas de aire, así como un spoiler.

Este nuevo look exterior también está compuesto por un set de rines de 18, 19 o 20 pulgadas con diez radios pintados de negro, neumáticos Continental, Pirelli o Yokohama, dos barras de LED en el techo y cuatro salidas de escape cromadas en negro con un diámetro de 90 milímetros.

Para mejorar la postura y de paso lograr un manejo más deportivo, la carrocería sufrió una reducción de 30 milímetros en la altura con respecto al piso, aunque también está la opción de una elevación de 35 milímetros si lo que desea es conducir fuera del asfalto.

Independientemente de la altura que se elija, el motor cuatro cilindros de la GLB de Brabus dispone de 270 hp y 317 libras-pie de torque, esto es 46 hp y 59 libras-pie más que en el modelo de serie.

Este aumento de poder optimiza la dinámica de conducción y la deportividad, mismas que quedan comprobadas con los 6.6 segundos que tarda en hacer el sprint de 0 a 100 km/h.

Regresando a la estética, esta vez del interior, Brabus incluye en el GLB placas de aluminio anodizado con el logotipo Brabus, pedales de aluminio, alfombras de alta calidad y la disposición de una gama de colores y materiales para la tapicería.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas