Autos clásicos

13 autos producidos en México, que no se vendieron aquí

Podrían ser más, pero estos son algunos de los modelos más destacados ¿cuántos más recuerdas?

13 autos producidos en México, que no se vendieron aquí

México es un país con un gran legado automotriz. Es cierto, en cuestión de marcas propias, tenemos una historia que, si bien dista de ser inexistente, tampoco es la más basta. Pero en cuanto a manufactura, las cosas cambian, ya que en nuestro país se han producido todo tipo de autos, incluso, algunos exclusivos para nuestro mercado.

Ya en el pasado, hablamos de los convertibles que se fabricaron en México, o incluso de los muscle cars y demás autos exclusivos de nuestro mercado. Pero en esta ocasión, te presentamos un ejercicio muy interesante donde te presentaremos algunos de los autos que se produjeron dentro de nuestra frontera, pero que, por algún motivo u otro no se vendieron aquí.

Cabe destacar, que los modelos aquí mostrados son más que simples versiones o ediciones de exportación e incluso variantes policiales. Sino que, en realidad, se trata de ejemplares únicos, que merecen su propio protagonismo.

Sin más te compartimos este recuento de los modelos fabricados en México, pero que no se vendieron aquí. Lo sabemos, la lista pudo haber sido mucho más extensa, pero estos son los modelos más destacados.

¿Cuáles nos faltaron?  Nos gustaría, conocer tu opinión.

1.- Renault Alaskan

Sobre la base de la Nissan NP300, Renault construye esta pickup en la planta de CIVAC. Prácticamente se puede decir que es su gemela, que se distingue por una estética con elementos que lo identifican como un modelo de la casa del rombo. En los países donde se vende, sólo está disponible con motores diésel. Siempre he creído que podría ser un complemento más “lujoso” a la NP300 Frontier, tal y como lo es la GMC Sierra a Chevrolet Cheyenne.

2.-Nissan NV200

Una van compacta, que por dimensiones podría estar en la misma categoría que por ejemplo, una Peugeot Rifter o Volkswagen Caddy. Es impulsada por un motor a gasolina de 2.0 litros, que se acopla en exclusiva a una caja automática CVT. Es mayormente conocida por ser el taxi oficial de Nueva York, donde llegó para reemplazar a los vetustos Ford Crown Victoria. Se produce en la planta de CIVAC, Morelos. Tras ver el éxito que están logrando las vanes pequeñas, no entendemos los motivos por los que no se comercializa en nuestro mercado.

3.-Chevrolet City Express

Si le encuentras rasgos un tanto japoneses a esta van estás en lo cierto, ya que en realidad es un derivado directo de la NV200. A diferencia de la Nissan que se sigue produciendo en Cuernavaca, Morelos, la Chevrolet tuvo un periodo de vida relativamente corto ya que sólo estuvo disponible entre 2014 a 2018. En México no la conocimos y su venta sólo se limitó a Estados Unidos y Canadá. La verdad, creemos que pudo haber tenido un buen recibimiento en nuestro mercado.

4.-Toyota Yaris R Hatchback

No es secreto de nadie que el Yaris R es una versión reetiquetada del Mazda2 Sedán y que al igual que este, se produce en la planta de Guanajuato. Pues bien, en Estados Unidos está disponible un Yaris de cinco puertas que ¡adivinaste! Se basa directamente en el Mazda2 hatchback. La fórmula es muy similar, ya que más allá de algunas diferencias estéticas y de equipamiento, es idéntico a su donante. Este modelo, es exclusivo para Estados Unidos y Canadá.

5.-FIAT Freemont

Gemela de la Dodge Journey, al igual que esta hasta hace no mucho se producía en la factoría de Toluca, sólo que su destino y misión, era hacerse un hueco en Europa. Las diferencias con la Dodge eran mínimas y se limitaban a cuestiones estéticas, como nueva parrilla, y equipamiento. Básicamente, es el mismo ejercicio que el Dodge Neon, pero a la inversa. Como es de esperar, los motores a gasolina, perdieron su protagonismo a favor de propulsores diésel. Resulta extraño que una SUV de corte estadounidense se vendiese bajo una marca especializada en autos citadinos y subcompactos. 

6.-Saturn Vue

Bueno, en el sentido más estricto de la palabra si contamos con este modelo en nuestro mercado, sólo que aquí se vendió como Chevrolet Captiva. En Estados Unidos, se vendió como la segunda generación de la Saturn Vue, que a su vez deriva de la Opel Antara. Más allá del cambio de logotipo, nombre y equipamiento, es idéntica al modelo que aquí se vendió, sin embargo, también contó con variantes propias como una versión híbrida, que por supuesto, fue fruto prohibido en nuestro mercado.

7.-Volkswagen The Beetle Cabriolet

Al igual que sus predecesores, la última iteración de este icónico modelo se produjo en la planta de Puebla, de donde se distribuyó a la mayoría de los mercados mundiales más importantes. Curiosamente, el Cabriolet, no estuvo disponible en nuestro mercado. Una lástima, porque era realmente atractivo, aunque su condición de capricho lo reducía aun nicho muy específico. Incluso, al terminar su fabricación, este auto sirvió como base para sus respectivas versiones Final Edition, mismas que estuvieron disponibles al otro lado de la frontera norte.

8.-Mazda 323

A finales de la década de los ochenta, Ford y Mazda vieron viable la producción de los 323 hatchback y Mercury Tracer en la planta de Hermosillo, Sonora. De hecho, estos autos eran gemelos y sólo se distinguían por algunos cuantos elementos estéticos y por supuesto, de equipamiento. Curiosamente, ninguno se vendió en nuestro mercado, aunque su fabricación se realizó de 1988 a 1991. Cabe destacar, que es uno de los casos más curiosos porque Mazda no estuvo disponible de forma oficial en México sino hasta 2005.

 9.-Mercury Tracer

Como vimos, la primera generación del Tracer se basaba completamente en el Mazda 323, pero para la segunda, toma como punto de partida al Ford Escort, que igual tenía mucho de japonés. Este Mercury, fue uno de los primeros intentos de la historia por ofrecer un compacto de lujo, aunque realmente nunca pudo dar el estirón suficiente, como si pudo hacerlo el Audi A3. Como sea, este auto también se produjo en la planta de Ford Hermosillo.

10.-Chevrolet El Camino / GMC Caballero

Remontémonos hasta finales de los setenta y principios de los ochenta, periodo en el que se presenta la quinta generación del Chevrolet El Camino, que a su vez derivaba del Malibu contemporáneo fabricado en Ramos Arizpe. De hecho, este fue uno de los motivos por los que General Motors aprobara su fabricación en nuestro país para su exportación a Estados Unidos. Cabe mencionar, que junto a esta pickup también se fabricaba el GMC Caballero, virtualmente idénticos.

11.-Buick Rendezvous

Como hemos visto, los fabricantes hacen todo lo posible por reducir costos, por ello, no es raro que se comparta el lugar de producción, incluso cuando no se contempla su venta en el país. Este es el caso de la Buick Rendezvous, altamente emparentada con la Pontiac Aztek, sólo que su perfil, era ligeramente más burgués y conservador, aunque, para suerte de la firma de los tres escudos, esta precursora de las SUV contemporáneas, resultó un éxito de ventas. Incluso contó con una campaña publicitaria con Tiger Woods. En este caso su maquila se realizó en la factoría de Ramos Arizpe, Coahuila.

12.-Ford Focus ZX5

En Norteamérica, la primera generación del Focus tuvo sus propias particularidades con respecto del modelo europeo. Por ejemplo, además del sedán, existió una versión hatchback de tres puertas denominada ZX3 y otra de cinco, llamada ZX5, misma que a pesar de ser producida en nuestro país, no encontró cabida en los concesionarios nacionales. Como curiosidad, inclusive llegó a contar con su propia variante SVT, también de manufactura mexicana.

13.-Saab 9-4X

De nuevo un ejemplar de General Motors fabricado en la planta de Ramoz Arizpe, que al parecer fue la favorita de la firma en la materia. En este caso se trata de uno de los últimos modelos de la ahora extinta Saab. La 9-4X fue uno de los últimos intentos para sacar a flote a la compañía. Compartía la plataforma Theta Premium con la Cadillac SRX, pero tenía una identidad propia. Curiosamente, aunque su apuesta era Estados Unidos, llegó a exportarse a Europa. Sólo estuvo en fabricación durante un año, ya que como recordarás, Saab fue vendida (y al poco tiempo cerrada).

EXTRA: Chevrolet HHR Panel Van SS

De verdad, este artículo se lo lleva General Motors y para casi el final dejamos este caso poco menos que exótico. Como sabes, la HHR se fabricó en la planta de Ramos Arizpe. Entre sus derivados destaca una versión deportiva SS impulsada por un 2.0 L turbo con 260 Hp, así como una Panel Van, más enfocada al trabajo. Dos conceptos teóricamente opuestos, pero que se unieron en la HHR Panel Van SS, un vehículo comercial de alto performance de la que sólo se fabricaron 216 unidades. Hoy, es una rareza muy buscada por los coleccionistas.

Mención honorífica: Volkswagen Golf

Como es costumbre, siempre tenemos un “pilón” y en esta ocasión el honor le fue concedido al Golf MK7. Un auto que al ser fabricado en México para su distribución en todo el continente recibía una gran cantidad de variantes. Comencemos con las Alltrack que a diferencia de los CrossGolf vendidas aquí, si contaba con un eficiente sistema de tracción integral. Otro ejemplo lo tenemos con las Sportwagen TDi, que oficialmente, no se comercializaron en México como autos nuevos, pero sí a través de su canal de autos seminuevos, esto después de que su demanda se derrumbara por el Dieselgate. Por último, tenemos que también en nuestro país se fabricaron los Golf y GTI de tres puertas. Una rareza, incluso para nuestros vecinos del norte.

Esaú Ponce recomienda

Cuéntanos que opinas