Novedades

Ford Ecosport ¿la pionera de las SUV pequeñas sigue siendo una buena compra? Si, no y por qué

Te contamos las ventajas y desventajas de esta camioneta subcompacta

Ford Ecosport ¿la pionera de las SUV pequeñas sigue siendo una buena compra? Si, no y por qué

Hoy en día, la industria automotriz está completamente dominada por las SUV, en cada uno de los segmentos, existe un modelo que fue pionero, por ejemplo, la primera en aparecer fue la Chevrolet Suburban. En el caso de la SUV light o compactas, el título le pertenece a la RAV4.

Referente a las subcompactas, si bien, la primera generación de Suzuki Vitara/ Chevrolet Tracker sentó un antecedente importante, en realidad, esta aportación se le adjudica a Ford, ya que, con la Ecosport, derivada de un automóvil, en este caso el Fiesta, sentó la fórmula contemporánea, sobre la que se basan la mayoría de las SUV subcompactas o pequeñas del mundo.

La Ford Ecosport es un modelo que ha tenido diferentes facetas. Alguna vez fue líder indiscutible en el segmento de las SUV subcompactas. Pero con la llegada de la segunda generación y nuevos competidores fue perdiendo terreno en el mercado.

Es así que, en esta ocasión, disiparemos todas las dudas sobre si la Ecosport, la otrora reina del segmento, sigue siendo un modelo que deberías considerar o no, como una de tus próximas compras.

EXPERIENCIA GLOBAL

Como se mencionó al inicio, la Ecosport original fue un desarrollo brasileño que se presentó 2003 y se mantuvo en servicio hasta 2013, cuando la segunda generación apareció en escena. Su principal carta de presentación es que, a diferencia de la primera, se concibió como un producto global, que lo mismo debía de satisfacer las necesidades de los clientes tanto de Europa, como de América Latina, Asia e incluso Estados Unidos.

Sólo para que te des una idea, si bien, la producción mayoritaria de este modelo se realiza en Brasil e India, también ha sido fabricado en Rumania, Tailandia, Rusia y Vietnam. Obviamente, en cada país se adaptó a los gustos de cada región, aunque los cambios en realidad, eran mínimos.

Curiosamente México, también cuenta con su propia adaptación, ya que el modelo destinado para nuestro país, importado desde India, cuenta con la particularidad de mantener la llanta de refacción colgada en el portón trasero.  Algo que se ha suprimido en la mayoría de los mercados, pero no aquí, ya que el cliente mexicano considera esta característica como parte de su identidad.

EQUIPAMIENTO Y PRACTICIDAD

Esto de la globalización tiene sus pros y contras. Por ejemplo, al ser un producto mucho más sofisticado, la Ecosport se refinó en apartados como el nivel de equipamiento tanto de seguridad como de confort. Obviamente, esto se ve reflejado en el precio. Sin duda, ya no es aquella SUV que ofrecía lo justo y necesario.

Por cierto, en 2018, la Ecosport, fue sometida a una importante renovación, la cual, además de una refrescada imagen, trajo consigo mejores acabados, ensambles, así como una mayor lista de amenidades. Incluso, la ergonomía, uno de sus puntos débiles fue mejorada. Aunque para ser sinceros, la consola aún luce un poco limitada en la cantidad de huecos disponibles. Pero lo que también es inapeable es que la experiencia a bordo mejoró muchísimo. 

Pero eso mismo le ha permitido mejorar en temas como la salvaguarda de los pasajeros, ya que de serie encontramos elementos como los frenos con ABS, control de estabilidad, anclaje para sillas infantiles ISOFIX, así como bolsas de aire frontales, laterales y tipo cortina. Los sensores y cámara de reversa, así como el arranque en pendientes, también forman parte de la lista.

En materia de equipamiento de confort hay destacados son los asientos tapizados en piel sintética, quemacocos, climatizador bizona y guantera con enfriamiento. Además, equipa una pantalla táctil de 8 pulgadas con SYNC 3 compatible con Apple CarPlay y AndroidAuto que también incluye sistema de navegación satelital.  

Por cierto, dependiendo del acabado los rines de aluminio pueden ser de 16 o 17 pulgadas. Como puedes, al igual que la mayoría de los Ford, la dotación de equipamiento en general, sobre todo en tema de conectividad, es uno de sus puntos más fuertes.

En cuanto a habitabilidad, es aquí donde encontramos que los ingenieros de distintas partes del mundo tuvieron problemas para ponerse de acuerdo y es que con 4,269 mm de largo y 1,693 mm de alto, resulta ideal para Europa, pero demasiado pequeña para los gustos estadounidenses, e incluso para los mercados emergentes donde se valora el tamaño. Además, el espacio interior (sobre todo en las plazas traseras) y capacidad de cajuela pueden considerarse su punto más débil.  

VERSIONES Y MANEJO

En México, la oferta se compone por tres versiones Trend TM; Trend TA y Titanium. En la primera, el conjunto mecánico está compuesto por un motor de tres cilindros de 1.5 Litros capaz de producir 121 Hp y 111 lb-pie de torque (sí, el mismo del Figo), el cual se acopla a una caja manual de cinco velocidades, ofreciendo un consumo de combustible de 17.6 km/l en el ciclo combinado. Al menos, en la teoría, se coloca como uno de los mejores del segmento.

Por su parte, las versiones con una caja automática de seis velocidades con paletas de cambio al volante Trend y Titanium cuentan con un motor de cuatro cilindros de 2.0 Litros con 164 Hp y 146 lb-pie de torque. Por cierto, a pesar de la similitud de relaciones, esta transmisión no tiene nada que ver con la anterior de doble clutch y está mucho más emparentada a la utilizadas en modelos como Escape y Fusion. En este caso, la eficiencia mixta anunciada es de 14.4 km/l.

Como podrás ver, cuando se usa la transmisión automática, el consumo no es de sus cartas más fuertes, pero lo compensa con un manejo dinámico con tintes dinámicos, esto gracias a que cuenta con paletas detrás del volante. No es la mejor, sobre todo frente a rivales más modernos con motores turbocargados, pero la verdad se mueve más que bien. El manejo es de sus cartas más fuertes.

A manera de curiosidad la EcoSport Titanium cuenta con alerta de exceso de velocidad, que emite un breve sonido para avisar al conductor que alcanzó los 120 km/h, ésta es simplemente auditiva y no controla al vehículo, pero permite concientizar a los conductores de manejar a una velocidad segura.

CONCLUSIÓN

La Ford Ecosport es una SUV que ya se nota un poco veterana en algunos apartados, sobre todo en cuanto a ergonomía y espacio interior se refiere, aquí se ha visto superada por varios rivales. Pero donde resalta, es en aspectos prioritarios como la seguridad y desempeño dinámico. Aquí, junto con un equipamiento, sobre todo de conectividad, muy generoso, es donde realmente encontramos sus puntos fuertes.

 Con tres versiones, su rango de precios, se encuentra en la media, aunque la Titanium ya se mete en territorios donde es posible adquirir otras SUV similares con motores turbocargados e incluso, ejemplares de un segmento ligeramente superior, que, aunque menos equipadas, ofrecerán más espacio interior.

Otros puntos a favor, es que la Ecosport es un modelo que, al no ser de las más difundidas, es bastante discreta, por lo que no estarás en la mira inmediata de los amantes de lo ajeno. Además, mantiene una altura libre al suelo, que la convierten en un producto no sólo recreativo, sino además muy útil al transitar por caminos maltratados e inundaciones citadinas.

Es cierto, la Ford Ecosport antes del modelo 2018 se hizo de una reputación no muy buena que digamos, donde se acusaba que un elemento vital como la transmisión era un tanto delicada, pero con la última actualización, esto quedó más que resuelto. Tal vez, llegó el momento de darle una nueva oportunidad a esta SUV subcompacta.

Sobre si es una buena compra depende de dos aspectos. Si eres un cliente que valora el espacio interior, voltea a ver a otro lado. No es malo, pero, sinceramente es limitado con respecto a otros ejemplares. Ahora bien, si lo tuyo es el equipamiento, seguridad y desempeño dinámico, tienes que considerarla entre los finalistas, nosotros lo haríamos.

Por cierto, sabemos que su relevo generacional ya se está cocinando, pero no te apures, porque seguramente, tardaremos un par de años en conocerla.

Esaú Ponce recomienda

Cuéntanos que opinas