Novedades

BMW M2 Competition porta nuevo traje de carreras marca M Performance

Está equipado con accesorios de fibra de carbono que contribuyen a la aerodinámica del auto.

BMW M2 Competition porta nuevo traje de carreras marca M Performance

Uno de los deportivos más atractivos de la gama M Performance, es sin duda el M2 Competition, pues este modelo, además de ser potente, carismático y compacto, ha fungido como todo un homenaje a los ejemplares más importantes de BMW creados por este departamento.

Pero ahora, además de ser atractivo será superior en temas de desempeño pues la división, M Performance Parts, te dará como opción, el poder equiparlo con accesorios fabricados en fibra de carbono, con el fin de mejorar las prestaciones aerodinámicas del auto.

Esto se logrará mediante la reducción de peso, pues se podrá reemplazar el cofre, techo y la tapa de la cajuela por piezas fabricadas en carbono, logrando una efectividad de 20 kilos menos. También, estarán disponibles carcasas de retrovisores, estribos, riñones de la parrilla, las branquias laterales, así como alerones, splitter delantero y difusor trasero, fabricados en el mismo material.

Además, se modificó la suspensión por una ajustable que rebaja 20 mm la altura, se adicionó un sistema de escape deportivo, y se calzó con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 que envuelven un nuevo diseño de rines de 19 pulgadas en color negro o dorado, con discos de freno perforados de seis pinzas adelante y cuatro atrás.

En el interior también podemos optar por adornarlo con una palanca de cambios y freno de mano fabricadas en fibra de carbono y alcántara, un juego de pedales de acero inoxidable, un volante M Performance Pro con pantalla incrustada, o proyectores de luz LED en la puerta como luz de cortesía, sin dejar pasar los gráficos exteriores con los colores característicos “M”.

Recordemos que el M2 Competition presume un motor 3.0 litos Twin Power Turbo, capaz de alcanzar 400 caballos y 406 Lb-pie de par, acoplado a una transmisión manual de seis velocidades o una automática de doble embrague. Estas prestaciones lo hacen lograr el sprint de 0 a 100 en 4.2 segundos con la caja automática y perder 2 décimas si deseas optar por la manual.

Astrid Zapata recomienda