Prueba de Manejo

Chevrolet Onix 2021 a prueba, ¿es mejor que el Nissan Versa?

Motor 3 cilindros turbo potente y eficiente, equipado y seguro. ¿Chevrolet dio en el clavo?

Chevrolet Onix 2021 a prueba, ¿es mejor que el Nissan Versa?

Durante la década pasada, fuimos testigos de los inmensos esfuerzos por parte de casi todos los fabricantes de automóviles por alinear sus operaciones de ingeniería y desarrollo para concebir arquitecturas globales que pudieran comercializarse prácticamente en todos los mercados con niveles mínimos de adecuaciones.

Esta idea resultó exitosa hasta cierto punto, hoy en día una Honda CR-V o un Toyota Corolla son prácticamente iguales sin importar si se venden en EU, China o Latinoamérica. Mismo caso para un BMW Serie 3 por ejemplo.

Sin embargo, dicha forma de trabajar creó un problema mayúsculo para los fabricantes que tenían operaciones importantes en mercados en vías de desarrollo, y para muestra está Ford, que bajo la gestión de Allan Mulally y su obsesión por globalizar todas las plataformas y desarrollos, propició que su marca dejara de ser competitiva en segmentos clave para ciertos mercados. Para ponerlo claramente, el Fiesta global era un producto apropiado para Europa o los Estados Unidos, pero demasiado sofisticado y caro para mercados como Brasil, China e incluso México, aunque se fabricara aquí. Ni que decir de la Ecosport, que siendo creadora de una nueva categoría por de la marca del óvalo azul, quedó relegada a mera espectadora de su apetecible segmento al no poder renovarse como tendría que haberlo hecho, justamente por tratar de cumplir las necesidades de todos los mercados.

Ante esta realidad, varios fabricantes optaron por mantener la fabricación autos ya veteranos (con los ya conocidos sacrificios en materia de tecnología, eficiencia y seguridad que esto implica) en los mencionados mercados con la intención de seguir ofreciendo productos a precios competitivos.

Sin embargo, General Motors permitió que su centro de desarrollo en Brasil, modernizara a profundidad la antigua plataforma del Celta para así desarrollar el Chevrolet Onix (hatchback) y Prisma (sedán) de primera generación que llegó al mercado en 2012.

Aquel primer Onix no llegó a México, una afortunada situación que debemos al hecho de que acá se fabricaba el Sonic. Y es que si bien, el Onix era más moderno y seguro que su predecesor, en lo general era terrible. Hablo con conocimiento de causa, ya que tuve oportunidad de subirme a uno, en una visita que hice a las oficinas de Autocosmos Argentina por aquellos años.

El tiempo probó que General Motors tenía razón, no es posible tener autos globales en todas las categorías, si bien esta estrategia funciona en segmentos más sofisticados y costosos, en la parte baja es necesario tener productos accesibles que no hacen sentido para mercados desarrollados como Europa o EU.

Ahora, y en gran medida debido a que China es un mercado titánico, las marcas diseñan plataformas modernas para autos muy económicos y eso es precisamente la plataforma GEM (Global Emerging Markets) de GM, en la que está basado el Chevrolet Onix de segunda generación (el nombre Prisma pasó a mejor vida).

El nuevo Chevrolet Onix fue desarrollado en China, ya no en Brasil, se fabrica en estos dos mercados y además, también en México, en la planta de San Luis Potosí. Y bueno, ya que hacen ahí un auto sobre la arquitectura GEM, podrás deducir que el reemplazo de la Trax, que utilice esta nueva plataforma no debiera tardar demasiado.

Características técnicas y mecánicas

Esta nueva plataforma GEM trae grandes beneficios, por un lado permite ahorrar peso, con lo cual el Onix es un auto bastante más ahorrador de lo que era el Sonic. También, al ser moderna, equipa tecnologías de seguridad recientes y utiliza mecánicas de última generación.

Prueba de ello, es que todas las versiones del Chevrolet Onix 2021 llegan con seis bolsas de aire, ABS, ESP y en el caso de la variante Premier, se adiciona cámara de reversa y sensores de estacionamiento.

Por otro lado, tenemos una nueva familia de motores, son de tres cilindros y recurren a la sobrealimentación. Las versiones LS y LT emplean un 1.0 litro de 114 hp y 118 lb-pie de torque que se puede acoplar a transmisiones manual de 5 velocidades y automática de seis.

La versión Premier, que es la tope de gama, utiliza un 1.2 litros de 130 hp y 140 lb-pie de torque enlazado a una caja automática de seis cambios. En los dos casos, la tracción es frontal.

Interior

Puertas adentro, se percibe buena calidad de ensamble, con plásticos duros al tacto y un tanto brillosos, con lo cual, la percepción en ese sentido podría ser mejor. Con esto no quiero decir que esté mal, el Chevrolet Onix 2021 tiene un interior cómodo, espacioso y funcional, cumple bien, pero en cuanto a materiales y atmósfera podría ser un poco mejor.

El equipamiento de conveniencia es bastante completo también, encontramos acceso y arranque mediante llave inteligente, climatizador automático de una zona, volante multifunción forrado en cuero y una pantalla de info – entretenimiento de 7” que ofrece compatibilidad con Apple Carplay y Android Auto. Asimismo, para las versiones LT y Premier se ofrece el sistema de telemática Onstar, que como hemos hablado en muchas ocasiones, es muy útil.

En la banca trasera se viaja excelente, es posible meter los pies debajo del asiento de enfrente y el espacio tanto para piernas como para cabeza es muy bueno, aunque sin ser tan amplio como el del Volkswagen Virtus. Eso sí, nuevamente encontramos la ausencia de la cabecera central, un punto que la marca todavía no ha logrado solucionar.

Manejo

Unos cuantos minutos tras el volante del Onix son suficientes para demostrar que Chevrolet logró concebir un gran producto, el 1.2 turbo es fantástico, tiene muy buena capacidad de respuesta y la entrega de torque es consistente en toda la banda de revoluciones. Por si fuera poco, prácticamente no hay turbolag.

Lo anterior quiere decir entonces que el Chevrolet Onix 2021 es un auto ágil, que acelera con contundencia, pero que no descuida aspectos importantes como el rendimiento de combustible, ya que, en nuestras pruebas nos arrojó 13.9 km/l en una ruta que combina ciudad y carretera. Esto es bastante cercano a los 14.2 km/h que nos entregó el Nissan Versa 2020 hace poco más de un mes. Si consideramos la enorme superioridad del Onix en cuanto a aceleración, el balance es muy favorable para el sedán de la marca norteamericana.

Adicionalmente, el refinamiento es bueno, el Onix es razonablemente silencioso y la suspensión de ajuste suave aísla bien las imperfecciones del camino y va bien plantado, transmite confianza para ritmos de autopista. No quiero que me malinterpretes, no es un sedán deportivo, es un auto familiar que resultó más alegre en sus respuestas de lo que esperaba, podría asegurar que llega a cubrir ese hueco que dejó el Toledo de SEAT que ofrecía mecánicas turbo.

A ralentí, el 3 cilindros alcanza a transmitir algo de vibración a la cabina, muy poco, y no llega a molestar en absoluto, pero es importante que sepas que sucede.

Conclusión

Entonces, ¿es mejor compra un Chevrolet Onix en comparación con la revelación que resultó el Nissan Versa de segunda generación?

A reserva de hacer una comparativa más detallada te puedo decir que, en mi percepción, la experiencia a bordo es ligeramente mejor en el Versa, la calidad de materiales y atmósfera del sedán japonés son un poco superiores.

Mientras que en cuanto al espacio atrás, no encuentro una clara ventaja para ninguno de los dos, ambos son espaciosos y cómodos.

Por lo que hace al manejo y desempeño, el Chevrolet Onix es ampliamente superior, va bien plantado y el 1.2 turbo empuja con mucha fuerza, es un coche muy ágil y de buenas reacciones, pero sin olvidarse de la eficiencia en el consumo de gasolina.

Es cierto que la versión Platinum del Versa cuenta con el Nissan Safety Shield que integra tecnologías de seguridad muy interesantes e innovadoras que lo hacen la referencia en la categoría en ese sentido. Sin embargo, la oferta del Onix, en seguridad es excelente y teniendo eso en cuenta, yo me quedo con la respuesta del motor turbo y manejo del Chevrolet.

Precios y versiones:

LS MT $239,900 pesos

LS AT $259,900 pesos

LT MT $269,900 pesos

LT AT $282,900 pesos

Premier $299,900 pesos

Chevrolet Onix - ¿Es mejor que el Nissan Versa? | Autocosmos

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos