Honda HR-V 2019 a prueba, ¿la mejor SUV de su segmento?
13/11/2018 Reportes de Manejo

Honda HR-V 2019 a prueba, ¿la mejor SUV de su segmento?

Llega en 3 versiones con mejoras estéticas y de seguridad.

En un mundo en donde las SUVs se convirtieron rápidamente en las reinas de la industria, diversas marcas han tenido que presentar nuevas propuestas de movilidad que ofrezcan un valor agregado al usuario, que, pareciera estar cada día más enamorado de este incomprendido segmento.

Hace algunos años…

En el año 2003, Ford introdujo al mercado una SUV pequeña que cubriera las necesidades de una camioneta, pero a mucho menor costo que las que se encontraban en el mercado. A raíz de este lanzamiento muchas otras opciones salieron a la luz con el fin de competirle frontalmente; marcas como Nissan, Chevrolet, Mazda, Renault y Suzuki fueron las principales encargadas de develar una opción diferente para crear el segmento de SUVs compactas.

En el año de 2016 la marca nipona, decide introducirse a dicho segmento presentando un SUV con alma de hatchback (pues está montado sobre la misma plataforma del Fit) pero con toda la estética de su hermana mayor la CR-V, misma que ha tenido gran aceptación entre los usuarios debido a su gran versatilidad. La Honda HR-V es ensamblada actualmente en la planta localizada en Celaya Guanajuato, sitio desde donde se exporta dicho vehículo a todo el mundo, colocándose en poco tiempo como uno de los SUVs del segmento B más vendidos en México.

Antes de comenzar debemos mencionar que ésta llega en tres versiones, en donde la que tuvimos a prueba se sitúa como la tope de gama con un precio de $404,900 pesos.

Espaciosa y deportiva…

Los cambios más notorios vienen en el exterior, con la inclusión de una nueva parrilla que hace sinergia con los faros, mismos que son de iluminación LED para la versión más alta, mientras que mantiene el grupo óptico de halógeno para las versiones de entrada. Los faros de niebla ahora son completamente circulares con una rejilla tipo panal, compartiendo la misma configuración en la entrada de aire del frontal.

Para este facelift, la marca decidió añadirle un toque estético que lo hiciera ver más dinámico, con la inclusión de una fascia deportiva, faldones laterales y el difusor todo al color de la carrocería, aumentando su dimensión un total de 54 cm de largo debido a este kit deportivo, además de esto incorpora unos rines de nuevo diseño de 17 pulgadas para todas las versiones.

En el interior los cambios se notan en la consola central en donde se introducen elementos en color negro piano para la zona de la palanca. Se adicionan marcos cromados para las salidas de aire, manija de apertura de la puerta y las bocinas, además de unos pedales de aluminio cepillado que resaltan muy bien dichos insertos con el resto del habitáculo.

Una cuestión a destacar es que, a pesar de ser un SUV pequeña Honda ha resuelto muy bien el tema de espacios, en lo personal puedo decir que me sorprende la cantidad de portaobjetos y compartimientos, así como la distribución de cada elemento para hacer de sus vehículos de los más versátiles del mercado, aunque algo que también es importante mencionar es que las entradas USB y auxiliar se encuentran un poco escondidas, lo que puede complicar el acceso a esta zona, que está localizada bajo la consola central, atrás de la palanca de velocidades.

La cajuela es de 688 litros, pero si abatimos los asientos contamos con un aproximado de 1600 litros de capacidad, lo que la hace mucho más espaciosa que su hermana la CR-V.

Equipamiento y seguridad…

Incorpora quemacocos, paletas de cambio, vestiduras en piel para las versiones más altas, así como un sistema de info-entretenimiento que equipa una pantalla LCD de cinco pulgadas para la variante de entrada, mientras que para el resto equipa una pantalla de siete pulgadas con conectividad para smartphones.

En temas de seguridad, cuenta con el mínimo requerido como lo es 6 bolsas de aire, control de estabilidad y de tracción y frenos ABS además de amenidades de asistencia al conductor que ayudan a simplificar el manejo, como un sistema de arranque en pendientes (que ya incorporan la mayoría de los vehículos), sistema electrónico de distribución de frenado, cámara de reversa de tres ángulos con líneas dinámicas y un asistente de cambio de carril, denominado por la marca como Honda LaneWatch.

Manos al volante

Mantiene su motor 1.8 litros de cuatro cilindros de aspiración natural capaz de generar un total de 141 caballos de fuerza y 127 Lb-pie de torque, acoplado a una caja manual de seis relaciones o una CVT en la mayoría de sus versiones.

Si bien he de reconocer que no soy fan de este tipo de transmisión (CVT), se comporta de buena manera tanto en el manejo en ciudad como en carretera, pero si deseas adelantarte en el camino, hacer un rebase o incorporación a vías rápidas, deberás forzar un poco el motor o utilizar los paddle shifters para controlar los cambios y esta acción resulte mucho más sencilla de realizar. Si bien es cierto que este SUV no está pensado para un manejo deportivo, cumple con las expectativas, aunque si te consideras un entusiasta que requiere más adrenalina quizá sería mejor considerar otra opción dentro del segmento.

La dirección es electroasistida y ésta se tornará cada vez más rígida al incrementar la velocidad, en general comunica muy bien y es muy precisa tanto en situaciones de estrés como de manejo relajado. La suspensión absorbe de buena forma las imperfecciones y realiza de forma puntual su trabajo pues en ningún momento se percibe una sensación de “caída en seco”, al contrario, se torna con suavidad.

En cuanto al frenado, no es necesario ejercer mucha presión en el pedal para sentir esa sensación de desaceleración del vehículo, este es un tema importantísimo pues muchas veces nos encontramos en situaciones de peligro en donde requerimos de un buen frenado para llevar a cabo las maniobras pertinentes y así prevenir una colisión.

En general se siente un vehículo muy bien ensamblado y bien plantado, este tema también contribuye a que la insonorización sea óptima en la cabina, con una importante reducción de entrada de viento y ruido exterior.

Una de las amenidades que nos muestra Honda es la inclusión de un botón denominado Brake Hold, que nos ayuda al momento de detener el vehículo en una señal de alto o incluso en el tránsito, pues al presionarlo la unidad se quedará estática sin necesidad de presionar el pedal de freno, al presionar nuevamente el acelerador ésta continuará su marcha natural.

Hablando del rendimiento este SUV se comporta de buena forma pues nos ofrece un consumo de 12 km/l en ciudad bajo una situación de transito moderado a pesado, esto sin cuidar en ningún momento el consumo, pero manteniendo, por obvias razones, un hábito de manejo relajado. La capacidad del tanque ahora es de 50 litros, (5 litros más que su antecesora), y si hacemos un par de cuentas tenemos que con aproximadamente $1,100 pesos podríamos llenar el tanque a su máxima capacidad.

Conclusiones

Si buscas un SUV espacioso, versátil, ahorrador y que además sea atractivo a la vista consideramos que es la mejor opción para ti, sin embargo, existe un abanico de opciones como Nissan Kicks, Chevrolet Trax, Mazda CX-3, Ford Ecosport, Renault Duster, Suzuki Vitara o Peugeot 2008, por mencionar algunos que se pueda adaptar  a tus necesidades y estilo de vida.

 

VERSIÓN

PRECIO

UNIQ MT

$320,900 pesos

UNIQ CVT

$336,900 pesos

PRIME

$370,900 pesos

TOURING

$404,900 pesos

 

Galería Honda HR-V 2019

Honda HR-V 2019

1 de 19

¿Qué opinas? Cuéntanos