Novedades

Ford desarrolla un nuevo sistema de iluminación capaz de leer los señalamientos

Toma como referencia las marcas de los carriles para ajustar los faros y así iluminar la carretera de manera óptima.

Ford desarrolla un nuevo sistema de iluminación capaz de leer los señalamientos

Debido a que la conducción nocturna implica una menor visibilidad y aumento en la probabilidad de sufrir un accidente, los fabricantes de automóviles se encuentran en una revolución tecnológica enfocada en la iluminación.

Mientras que Volkswagen y Mercedes-Benz han logrado desarrollar grupos ópticos capaces de resplandecer símbolos y señales o bien subir o bajar su intensidad dependiendo del nivel oscuridad de oscuridad, Ford ha creado una tecnología de iluminación que lee las señales de tráfico y las marcas de los carriles para hacer coincidir el haz de luz de los de los faros con lo que hay delante e incluso a la vuelta de la esquina.

Equipado por primera vez en el Focus, este sistema de iluminación eleva considerablemente la seguridad, ya que además de iluminar mejor el camino y así notar con los peatones y ciclistas, tiene la capacidad de anticiparse a los movimientos de volante del conductor sin la necesidad de depender del GPS.

Como se mencionó anteriormente, esta capacidad de ajustar los haces de los faros se logra por medio de la lectura de las señales de tráfico y marcas de carril. A diferencia de otros sistemas que emplean los datos del navegador del automóvil, que no siempre refleja los últimos cambios en el trazado de las carreteras, el nuevo sistema emplea el entorno real del coche.

Para lograr que esto sea posible, el nuevo sistema de Iluminación Frontal Adaptativa de Ford aprovecha las tecnologías de cámaras e iluminación con el fin de captar las marcas de los carriles para que pueda dirigir los faros hacia las curvas antes de que el conductor mueva el volante.

Montada en el interior del parabrisas, debajo del espejo retrovisor, la cámara, que es la misma que se utiliza para mantener el vehículo centrado en el carril, tiene la capacidad de leer las señales y marcas del pavimento a 65 metros de distancia, lo que permite que la función de curvatura dinámica del sistema entre en funcionamiento mucho antes que si sólo dependiera de los movimientos de volante.

Otras funciones de este nuevo sistema de Iluminación Frontal Adaptativa es la capacidad de evitar que los conductores deslumbren a otros en la carretera mediante la función de “Luces Largas sin Destellos”, una tecnología de iluminación que elimina la posibilidad de deslumbrar accidentalmente a otros automovilistas y que ayuda a ver mejor el camino que hay por delante.

Esta tecnología evita que se tengan que apagar las luces delanteras para evitar deslumbrar a otros usuarios de la carretera. Estudios han demostrado que las luces largas automatizadas se activan hasta 10 veces más que cuando los conductores tienen que activarlas ellos mismos.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas