Novedades

Hace 50 años Mazda lanzó su primer modelo con motor rotativo

Se trata del legendario Cosmo Sport 110S, el cual dio inicio a una larga tradición entre Mazda y los motores Wankel.

Hace 50 años Mazda lanzó su primer modelo con motor rotativo

Hace 50 años, Mazda inició un legado con la comercialización del Cosmo Sport 110S, su primer automóvil dotado de un motor rotativo Wankel. De ahí a la fecha, la marca japonesa ha vendido casi dos millones de vehículos equipados con este tipo de propulsor, desde autos deportivos hasta sedanes e incluso un autobús.

No obstante que este tipo de motor hizo su aparición en 1967, la historia se remonta años atrás cuando en ese entonces Toyo Kogyo Corporation, como era conocido Mazda, tuvo la necesidad de crear una tecnología única que lo distinguiera de la una industria automotriz japonesa. Es así como en 1961, Mazda mancomuna con NSU Motorenwerke AG y Wankel GmbH para compartir conocimientos con la esperanza de hacer un uso más amplio de este motor.

Una vez que el prototipo del motor rotativo llegó a Hiroshima, Japón, iniciaron las pruebas, pero por desgracia, a la primera hora de funcionamiento, el motor se había averiado. Evidentemente este hecho fue lamentable para Mazda que había apostado en esta tecnología; sin embargo, el fracaso no sería una opción, simplemente las primeras impresiones significaban que había mucho por hacer.

Teniendo en cuenta el éxito que podría ser el motor rotativo para la empresa, Kenichi Yamamoto, Jefe de Ingeniería de Mazda, reunió un equipo de talentosos ingenieros (conocidos como los 47 Samurai) para hacer que el motor rotativo fuera viable. Por supuesto, sabían que otros fabricantes de automóviles habían tratado de hacer lo mismo, aunque ninguno había tenido éxito.

Tres años después de su debut, en el Salón de Tokyo de 1964, hizo su debut el Mazda Cosmo 110S Sport equipado con un motor Wankel de 982 cc, dos rotores, carburado y 110 hp. De igual forma, este automóvil guarda un lugar especial en la historia de la marca japonesa al ser el primer vehículo deportivo de Mazda, ya que anteriormente la empresa sólo había comercializado autos pequeños y vehículos de trabajo.

Aunque solamente fueron producidas 1,176 unidades, el legado del Cosmo 110S Sport ha ido más allá. Tal vez el punto más alto del desarrollo del motor rotativo de Mazda fue en 1991, con el boque de cuatro rotores que equipaba el 787B, el auto que ganó las 24 Horas de Le Mans en 1991. Otros de los modelos de Mazda que han portado un motor rotativo son por supuesto el RX-8, el Eunos Cosmo, el RX-7, el RX-5 Cosmo, el RX-4, el RX-3, el RX-2, el Mazda R100 y un pick up.

¿Pero qué es un motor Wankel?

Como lo mencionamos, el motor rotativo no es invención de Mazda, si no del ingeniero alemán Felix Wankel cuya investigación luego de la Segunda Guerra Mundial llamó la atención del fabricante NSU (que posteriormente fue adquirido por Grupo Volkswagen e integrado como una de las marcas que hoy conforman Audi, es decir NSU representa uno de los cuatro aros). Este tipo de motor hace los cuatro tiempos de la combustión (admisión, compresión, combustión y escape) mientras el rotor gira dentro de una cámara de forma parecida a un rectángulo con los extremos redondeados, es decir no hay pistones o bielas. Esto permite que sea ligero, suave de funcionamiento, con menos inercias y capaz girar a regímenes muy elevados.

Sin embargo, las vibraciones suponían un gran problema de durabilidad, asimismo el humo blanco que se generaba provocado por la quema excesiva de aceite y la falta de torque a bajo régimen también eran un reto enorme. Estas dificultades provocaron que la gran mayoría de las empresas que habían firmado el acuerdo, entre ellas Mercedes-Benz, abandonaran el desarrollo del motor Wankel y lo consideraran inviable.

Hace 50 años Mazda lanzó su primer modelo con motor rotativo

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas