Renault Captur 2017, primer contacto desde Argentina
31/01/2017 Reportes de Manejo

Renault Captur 2017, primer contacto desde Argentina

Basada en la Duster, pero con una imagen más actual y moderna. Vendrá a completar el catálogo de crossovers de Renault en México.

El mercado de los SUV es uno de los más competidos del mercado. Prácticamente todas las marcas tienen un representante en el segmento y cada una busca desmarcarse con una propuesta diferente. Desde hatchbacks aventureros, hasta todoterrenos puros y duros. En este sentido, las opciones son muchas, y Renault ya tiene algunas cartas jugadas allí. Veamos si la nueva Captur 2017 logra atraer a más clientes a los concesionarios de la firma francesa.

Por ello, viajamos hasta Argentina para conocer a la nueva integrante de Renault que vendrá a situarse entre la Duster y la recientemente introducida Koleos, la cual por cierto ha resultado ser un verdadero éxito para la marca en nuestro país. 

Diseño

La Renault Captur 2017 parte de la plataforma de la Duster, (tal como lo hace el Kaptur comercializado en Rusia) pero su diseño que está muy en línea con el lenguaje visual de la marcha a nivel global, se inspira en el conceptual presentado en 2011. Como curiosidad, con una longitud de 4.3 metros se coloca como la más larga de su segmento, algo que se hace evidente en los 437 litros de capacidad de su cajuela. 

Mecánica y Seguridad

Bajo el cofre yace el conocido 2.0 litros con 16 válvulas capaz de entregar 143 hp y 146 lb-pie de torque que son enviados exclusivamente al eje delantero mediante una caja manual de seis relaciones. Por el momento la marca no tiene planes de ofrecer una versión con tracción integral, aunque no descartó que para un futuro se sume una opción con transmisión CVT, algo que todavía no está confirmado.

Su esquema de suspensión se asemeja a la Duster, esto quiere decir que carece de Multi-link en el eje trasero. Sin embargo, su desempeño dinámico es bueno, pero eso es algo de lo que vamos a hablar más adelante.

En materia de seguridad la Captur también tiene cosas destacables, ya que ofrece frenos ABS, 4 bolsas de aire, control de estabilidad y tracción, así como asistencia de arranque en pendientes y anclajes ISOFIX en todas sus versiones.

Interior y Equipamiento

En el interior de la Captur es donde más salta a la vista su parentesco con la Duster, ya que la calidad de los plásticos es prácticamente la misma, lo que significa que no tenemos superficies suaves al tacto ni materiales sobresalientes, aunque eso sí, se perciben robustos y duraderos. Se reubicaron algunos botones, algunos para bien y otros no tanto, como los del modo ECO y el control de velocidad crucero, que quedaron casi por abajo del freno de mano. Asimismo, no dispone de muchos espacios para guardar objetos en el interior y en caso particular de la unidad de prueba, la guantera superior tenía un problema en la tapa y no se podía abrir.

En el interior de la Captur es donde más salta a la vista su parentesco con la Duster

Por cierto, cuando nos sentamos en sus asientos (que son bastante cómodos) notamos que la posición de manejo es más bien elevada, permitiendo una buena visibilidad tanto para el exterior como al interior.

De serie, su equipamiento consta de rines de 17 pulgadas, luces diurnas LED, sensores de estacionamiento, llave tipo tarjeta, botón de arranque Start/Stop, computadora de viaje, volante forrado en piel y una pantalla táctil de 7 pulgadas con sistema Media NAV. En el caso de las más equipadas Reference, se agregan faros de niebla delanteros cámara de estacionamiento, sensor crepuscular y de lluvia, climatizador automático, tapizado en piel y la opción de carrocería bitono. 

 

Comportamiento Dinámico

Como la Renault Captur 2017 es un vehículo que apunta a ser multiuso, vamos a separar su comportamiento en tres ámbitos: ciudad, carretera y fuera del asfalto.

En el ambiente urbano nos damos cuenta que su suspensión tiende a ser confortable, pero al tener llantas de 17” y unos neumáticos de bajo perfil, las pequeñas imperfecciones del camino se sienten en el habitáculo. Se puede pasar por topes y baches sin ningún tipo de problema, ya que su gran despeje le permite transitar por la topografía más accidentada.

La combinación de motor y caja le permite a la Captur desenvolverse bien en ciudad, aunque el embrague tiene sensación esponjosa. Con un peso por encima de los 1,300 kg no es un vehículo que se destaque por una gran aceleración, pero su motor responde con buena elasticidad y soltura.

En carretera es un vehículo muy cómodo, se puede viajar a 120 km/h sin problema. Además afronta satisfactoriamente las curvas, sin tanto “rolling” como esperábamos por su altura, algo que es muy bueno. Pero claro, al ser un vehículo más bien grande, por más que tenga un diseño aerodinámico su área frontal ofrece resistencia, haciendo que los consumos lleguen a 13 km/l viajando a 120 km/h con el motor girando a 2,900 rpm.

Un punto a considerar es que, si tienes la mala suerte de ponchar un neumático, una llanta de auxilio temporal ubicada por debajo del vehículo es tu única salvación. Si bien es de carácter temporal, puede rodar hasta una velocidad máxima de 120 kilómetros por hora.

Ahora, en lo que se refiere al manejo fuera del asfalto, la Captur se comporta mejor que un auto común, aunque sin llegar a ser un todoterreno puro y duro. Su mayor desventaja es no contar con tracción 4x4, pero con un despeje de 212 mm se le hace muy fácil pasar por obstáculos, pozos y caminos muy maltrechos (eso sí, hay que tener cuidado de no dañar las llantas). En caminos de tierra, a velocidades superiores a los 80 km/h, el aplomo del vehículo no es el mejor, pero a bajas velocidades la suspensión hace un muy buen trabajo. 

Conclusiones

Podemos decir que la Captur tiene la ventaja de ser un vehículo con mucho espacio interno, con una mecánica que si bien no es la más moderna del mercado está bien probada y es confiable, y por sobre todas las cosas con un diseño exterior que está muy bien logrado. Ahora, entre lo criticable, podemos hablar del interior, con plásticos que podrían ser mejorables y por sobre todas las cosas, de que hasta el momento no viene ni con caja automática ni con tracción integral, dos ítems que pueden ser requeridos por los clientes de este segmento.

Más allá de todo esto, la Renault Captur es una alternativa muy interesante para el que está con los ojos puestos en este segmento, y probablemente sea la opción preferida para aquellos que ya se aburrieron un poco de su Duster o Sandero Stepway y quieren algo más cercano a la Koleos pero no cuentan con el capital monetario suficiente para hacerlo.

Esperaremos unos días para darles a conocer los precios y versiones que se venderán en México

¿Qué opinas? Cuéntanos