KIA Rio 2018 a prueba
19/12/2016 Reportes de Manejo

KIA Rio 2018 a prueba

Se renueva por completo y es hecho en México

Antecedentes

A menos de un año de haber llegado, la firma coreana nos presenta la nueva generación del Kia Rio, la cual llega como modelo 2018 y trae cambios estéticos, en el interior como en el tren motriz. Además ahora es fabricado en México en la nueva planta de la firma en Pesquería, Nuevo León.

La novedad en nuestro mercado aparte de los cambios que te comentáremos, es que ahora ofrece transmisión automática y llega a comercializarse en nueve versiones, con las ya conocidas carrocerías: hatchback como sedán.

Dentro de las variantes tenemos: cuatro LX, cuatro EX y nueva llamada EX Pack, siendo ésta la más equipada con caja automática.

El vehículo que tuvimos a prueba y en exclusiva fue un preserie, aunque el equipamiento que trae se refiere a la variante EX Pack, tiene pequeñas diferencias con el modelo que encontrarás en piso de venta, éstas te las aclararemos más adelante según corresponda.

El Kia Rio 2018 se comenzará a vender a finales de enero de este año y la marca estima vender de 2,000 a 2,500 unidades mensuales. Los precios no han sido develados , pero te damos un rango aproximado a continuación.

Precio: $220,000 a $290,000 pesos

Diseño

El Kia Rio de cuarta generación tiene un nuevo frente que lo hace ver más agresivo, estilizado y realmente atractivo. El cofre, faros, fascia como parrilla son nuevos.

Ahora incorpora faros LED en versiones equipadas.

En los laterales estrena rines de 15 y 17 pulgadas, los que aprecias en las imágenes del auto de prueba son de 15" pero el modelo de venta tendrá de 17”.

Atrás tenemos fascia renovada como calaveras, las que puedes ver en las fotos son las de las versiones de entrada, para la EX Pack en el modelo de serie será de LED.

Características técnicas y mecánicas

Para esta nueva generación el Kia Rio, estrena motor pero no con la misma tecnología. Abandona el de inyección directa, por uno de inyección multipunto. Éste es un propulsor de cuatro cilindros de 1.6 L, el cual tiene 121 caballos, torque de 111 Lb-pie y dos transmisiones a elegir automática como manual, ambas de seis velocidades. Este preserie EX Pack es con caja manual, pero será automático.

Como notarás comparando con el modelo anterior existe una pérdida de potencia aproximadamente de 10 caballos, nueve libras pie de torque, pero gana una nueva transmisión automática.

Entre otras mejoras tenemos una nueva suspensión, la cual fue rediseñada para ofrecer más confort y de hecho, los coreanos oyeron nuestras oraciones, pues ahora este Kia Rio ya no raspa en los topes o baches como el modelo anterior.

En cuanto seguridad sigue marcando la diferencia con la competencia.

Ofrece en todas las versiones, seis bolsas de aire, frenos ABS, control electrónico de estabilidad y asistente de arranque en pendientes.

Interior y equipamiento

Por dentro el habitáculo es completamente nuevo en cada rincón del mismo, tenemos renovados asientos, vestiduras, moderna consola central como tablero de instrumentos y por supuesto el volante.

Hay que aclarar que las vestiduras de piel en asientos, volante como palanca en caja automática estarán únicamente en la versión EX Pack.

En las variantes LX y EX sólo estarán vestiduras de tela.

La calidad de los materiales plásticos como piel son de lo mejor, se ven y se sienten bien al tacto. Si nos ponemos exigentes el plástico en la parte alta de la consola central como en puertas de color negro podría mejorar un poco, con esto no queremos decir que es malo, pero si lo hace sería perfecto. En general el auto se percibe y se siente bien construido, todas las piezas están bien armadas, no hay queja alguna al respecto.

El espacio para pasajeros es amplio, no muy holgado, pero sí viajas cómodo. En las plazas traseras las piernas, como cabeza u hombros, van desahogados no te sientes apretado o encerrado en ningún momento.

Referente a equipamiento, a destacar tenemos que ahora incorpora aire acondicionado automático, quemacocos (en versión EX Pack), entrada USB para asientos posteriores y el estéreo de seis bocinas.

No podemos dejar de mencionar el sensor de lluvia y las luces automáticas.

Por otro lado tenemos el sistema de infoentretenimiento, el diseño del mismo se ve muy bien y sobre sale por encima de las salidas de aire, éste es de pantalla táctil de 7”, ostenta radio, cámara de reversa con sensores de estacionamiento y conectividad con Android Auto como Carplay, el funcionamiento con Android es muy amigable como fácil de usar. Tiene entradas USB, auxiliar y se puede enlazar vía Bluetooth.

Hablando de la cajuela, ésta ofrece buen volumen de carga y tiene la versatilidad de cualquier hatchback, acostar los asientos pero con configuración 60/40.

Manejo

Si pudiera definir en tres palabras la conducción del Kia Rio serían: suave, cómodo y dinámico.

Suave y cómodo porque en cada giro de la dirección, el auto te permite moverte con facilidad y al andar en camino sinuosos te retroalimenta a la perfección sin ser artificial a altas velocidades. La suspensión es de lo más dócil al aminorar baches como hoyos (aquí se nota un cambio enorme es realmente más sutil que el modelo anterior), al momento de equilibrar como estabilizar el auto es de lo más flexible. Asimismo la caja de relaciones es de lo más precisa ofreciendo cambios cortos como finos.

Es cómodo también pues la calidad de manufactura es de lo mejor, no se perciben ruidos raros.

Todas las piezas están bien instaladas y la insonorización es impecable, el auto es silencioso yendo lento o altas velocidades, no se meten los ruidos del viento.

Es dinámico porque a pesar de tener un nuevo motor y que éste tenga 10 caballos menos (aproximadamente), tendrías que ser muy exquisito como sensible para notar la diferencia de potencia, pues lo mismo que encontramos en el modelo anterior, de que el auto le cuesta un poco despegar, en este nuevo se mantiene igual. Ya en ruta, la aceleración no tiene queja, pues se siente ágil y ligero. Por arriba de los 130 Km/h ya le cuesta otorgar más potencia, por lo que si esperas mantener una velocidad por arriba de lo mencionado será complicado, además de que forzarás demás el propulsor.

Por otra parte el trabajo de los frenos es de lo mejor, responden con premura a la orden del pedal, al mismo tiempo que el viaje del mismo es corto. Esto te da mucha seguridad al volante pues todo el tiempo sientes que tienes el control del auto; hay que recordar que éste buen funcionamiento es porque el Rio tiene frenos de disco en las cuatro ruedas.

Y bueno quizá los 10 caballos de diferencia menos no se perciban al volante, pero ya en números de rendimiento sí es ligeramente notable, en el corto tiempo que lo manejamos nos otorgó 16.4 Km/l promedio (un mejor consumo que en el modelo 2017, podría aumentar si lo cuidas un poco más).

Conclusión

Creemos firmemente que el Kia Rio 2018 es un producto genial por todo lo que ofrece, calidad de fabricación como manejo dócil, ágil y estable.

Es un auto que desde que los ves y te subes a él, percibes lo bien hecho que está, todos los materiales son suaves al tacto. El equipamiento de seguridad como las amenidades es de lo más completo, pocas marcas lo ofrecen desde la versión de entrada.

Da gusto ver que es un producto hecho en México y con un nivel de calidad superior.

Se aplaude que ahora se ofrezca con transmisión automática, algo que le hacía mucha falta.

Los peros son mínimos y esos son poniéndonos exigentes.  Nuestra única queja sería el descenso en tecnología con el motor de inyección multipunto, dejando de lado el de inyección directa.

Definitivamente sigue siendo el dolor de cabeza de los subcompactos, pues es un auto que marca la diferencia y mucho. 

Opina en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Kia Rio 2018 - completamente nuevo y hecho en México

¿Qué opinas? Cuéntanos