Mercedes-Benz Clase E 2017 a prueba
21/09/2016 Reportes de Manejo

Mercedes-Benz Clase E 2017 a prueba

El más vanguardista de su categoría

Antecedentes

Esta es la décima generación del Clase E, un sedán mediano de lujo que es probablemente de los modelos más emblemáticos de la marca alemana. Hasta esta generación, el Clase E se caracterizaba por aportar un diseño muy diferenciado del resto de la gama, es decir, mientras el Clase C siempre ha sido como un pequeño Clase S, el E lucía muy diferente. Esto es algo que en lo personal me gustaba mucho de este modelo pero para esta generación completamente nueva, encontramos un diseño que se nota basado en el Clase S y Clase C actuales.

Bajo el cofre encontramos una sorpresa que detallaremos más adelante pues la estrategia con esta generación cambió drásticamente pero el equipamiento se mantiene como lo más alto para la estrella. Encontramos faros full LED llamados MULTIBEAM LED que se forman de 84 diodos independientes que pueden apagarse o prender para iluminar mejor el camino y no deslumbrar a los demás autos, de hecho hacen tan bien su trabajo que sustituyen a los faros de niebla.

Por ahora, el Clase E inicia ventas únicamente con dos versiones llamadas E200 Avantgarde y E200 Exclusive con precios de $769,000 y $780,000 pesos respectivamente, las cuales comparten exactamente la misma mecánica.

 

Precio: $780,000 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

Esta mecánica se conforma por un motor de cuatro cilindros de 1,991 centímetros cúbicos –sí, un cuatro cilindros en un sedán de lujo mediano- que está sobrealimentado por un turbo y equipa tecnologías como inyección directa y apertura de válvulas variable para entregar 184 caballos y 184 Lb-pie de torque. La segunda parte del tren motriz es la transmisión automática de nueve relaciones llamada 9G TRONIC que manda todo ese poder a las ruedas traseras. Al ser un motor muy corto y estar montado longitudinalmente, éste se encuentra exactamente sobre el eje delantero, así que la distribución de pesos es bastante buena.

Además, encontramos tecnologías como la de Start-Stop del motor, la cual apaga el propulsor cuando estamos detenidos y arranca inmediatamente cuando quitamos el pie del freno, además de una bomba de agua eléctrica y dirección eléctricamente asistida que eliminan esfuerzos extras al motor haciéndolo todavía más eficiente.

Evidentemente, encontramos los elementos de seguridad ya obligados como las bolsas de aire (siete en este caso), frenos ABS, Control de Estabilidad, sensores de estacionamiento tanto adelante como atrás con aviso de proximidad en la pantalla central y cámara de reversa. Por su parte, el sistema PRE-SAFE adiciona funciones en pro de garantizar la integridad de los ocupantes en caso de impacto, como es el caso de una nueva bolsa de aire lateral que va montada en el poste B y que en el momento que el vehículo mediante unos radares detecta un choque lateral inminente, se infla antes del despliegue del resto de las siete bolsas con la intención de desplazar al pasajero ligeramente hacia el centro del habitáculo y que de esta manera reciba la protección de las demás bolsas de aire de manera óptima. Asimismo, el sistema genera un sonido que prepara al sistema auditivo de los ocupantes para la explosión de las bolsas de aire y así mitigar el impacto negativo. 

 

Confort

Puertas adentro encontramos toda esta nueva identidad de la marca con el nuevo volante, insertos de madera y salidas del aire acondicionado redondas y con un excelente terminado en aluminio mate. Además, están las dos enormes pantallas, una al centro del tablero para el sistema de info-entretenimiento y la otra que sustituye al clúster de instrumentos.

Probablemente lo que más destaca de este nuevo Mercedes-Benz Clase E 2017 es el panel de instrumentos y sistema de info-entretenimiento pues se compone de una pantalla de 12.3 pulgadas de súper alta resolución, cada uno, esto significa que enfrente del puesto del conductor se cuenta con un impresionante área de pantallas en todo el tablero.

La pantalla que sustituye el clúster de instrumentos nos muestra la información tradicional en forma de relojes digitales que se pueden sustituir por unos más deportivos o unos más futuristas. Además podemos elegir entre el sistema de navegación, el de audio, la computadora de viaje, las entradas de audio, etc. mediante un par de botones sensibles al tacto y que funcionan como un pad en el volante. El del lado izquierdo actúa en la pantalla frontal mientras que el del lado derecho, en la pantalla al centro del tablero.

Finalmente, podemos controlar todo lo relacionado al sistema de info-entretenimiento mediante un panel táctil colocado en la consola central o la perilla que se encuentra por debajo de la misma, dándonos libertad de usarlo como más nos acomodemos.

El sistema de info-entretenimiento tiene muchísimas cosas y en un principio resulta abrumante tener tantas opciones pero una vez que le dedicas unos minutos para configurar las cosas a tu gusto, se vuelve mucho más fácil de operar.

Finalmente tenemos la compatibilidad con los sistemas Android Auto y Apple CarPlay para integrar mucho mejor las funciones del teléfono con el auto y los controles de voz.

 

Manejo

Lo primero que nos llamó la atención es cuánto ha avanzado la tecnología de motores y el nuevo Clase E es un perfecto ejemplo de esto pues con un pequeño motor de cuatro cilindros, éste responde extremadamente bien. Claro todo esto es obra de tecnologías como la inyección directa, la nueva generación de turbo compresores que se encargan de eliminar ese pequeño momento cuando iniciamos el movimiento llamado Turbo Lag en inglés en el que la respuesta del acelerador es lenta pero mantienen una excelente respuesta del torque a lo largo de todo el rango de revoluciones a las que gira el motor.

No es que se sienta brioso pero sí responde muy bien para un auto citadino y de carretera normal. Además, es sumamente susceptible a los modos de manejo (Eco, Comfort y Sport+) adaptando la respuesta del acelerador, la dirección y el comportamiento de la transmisión de nueve velocidades como en pocos autos hemos podido probar.

Probablemente nuestra única queja es que se llega a meter bastante ruido exterior al circular, pero todo lo demás como frenos, interior, suspensión y dirección son muy buenos.

 

Conclusión

El nuevo Clase E 2017, definitivamente nos dejó sorprendidos con lo bien que un pequeño motor de 2 litros turbo puede mover a un sedán de lujo mediano y con tanta tradición como sucede en este caso. Hablando de eficiencia de combustible, fácilmente se consiguen 12 kilómetros por litro en ciudad, con algunos acelerones aquí y allá para disfrutar, lo cual creemos que es muy bueno para un sedán de estas proporciones.

La sensación de calidad y de estar en un auto vanguardista se hace presente en el habitáculo, desde los materiales utilizados hasta las impresionantes pantallas del tablero. Encontramos algunos plásticos que quizá no son los mejores en la parte inferior y en las plazas traseras pero tampoco alarmantes como para descartarlo como la mejor opción dentro de los sedanes de lujo medianos.

Lo último que podemos decir es que si este es el modelo de entrada, con todo este equipamiento y tecnología, no podemos esperar más para manejar las siguientes versiones con motores más potentes. Definitivamente quedamos muy complacidos con este Clase E 2017 y su precio nos pareció más que adecuado.

 

 

Galería Mercedes-benz E200 2017

Mercedes-benz E200 2017

1 de 11

Mercedes-Benz Clase E 2017 a prueba

¿Qué opinas? Cuéntanos