Novedades

Mercedes-AMG S65 Cabriolet, el convertible definitivo

Este descapotable ofrece una potencia de 630 caballos de fuerza

Mercedes-AMG S65 Cabriolet, el convertible definitivo

Al igual que el Mercedes-AMG S65 Coupe y S65 Sedán, el nuevo S65 Cabriolet es accionado por un V12 twin-turbo de 6.0 litros.

Gracias a este poderoso 12 cilindros, el convertible de la casa alemana entrega una potencia 630 hp y un torque de 737 libras-pie disponible entre las 2,300 y 4,300 rpm. Con el acelerador a fondo el S65 Cabriolet es capaz de ir del reposo 100 km/h en únicamente 4.1 segundos y puede llegar a una velocidad máxima -limitada electrónicamente- de 250 km/h, pero con el paquete AMG Driver hace a un lado el limitador para llegar a 300 km/h.

Al igual que gran parte de la gama de Mercedes-Benz este descapotable utiliza la transmisión automática AMG SPEEDSHIFT PLUS 7G-TRONIC de siete marchas que para un óptimo desempeño cuenta con tres modos de conducción; Controlled Efficiency (C), Sport (S) y Manual (M). 

Estéticamente el Mercedes-AMG S65 Cabriolet incorpora un juego de rines de 20 pulgadas, fascia frontal rediseñada, parrilla con más aplicaciones de cromo y asientos deportivos, así como fibra de carbono en el tablero y paneles de las puertas.

En la lista de equipamiento destaca el sistema AIRSCARF que calienta la zona del cuello de cada ocupante permite una conducción con la capota abierta independientemente de que la temperatura exterior sea muy baja, por cierto dicha capota necesita de 17 segundos para su accionamiento y se puede operar a una velocidad máxima de 50 km/h.

Mercedes-AMG S65 Cabriolet estará disponible en el próximo verano.

 

 

 

Luis Hernández recomienda