Autoshows

Mercedes-Benz GLS 2016, se renueva el SUV germano

El facelift de la GL adopta la nueva nomenclatura de la marca y se ubica en el tope de la gama haciendo alusión al sedán de lujo, el Clase S.

Mercedes-Benz GLS 2016, se renueva el SUV germano

Tiempos de cambios en la familia de las SUV de Mercedes-Benz, ya que luego de la renovación de la GLE, nos quedaba esperar por el rediseño para el tope de gama, un lugar que ahora ocupa la flamante GLS.

Con la premisa de que sea “La Clase S de las SUV”, Mercedes-Benz busca competir contra Range Rover y la Bentley Bentayga, presentada hace pocos meses. Para lograrlo no sólo cambian su nomenclatura, sino que la nueva Mercedes-Benz GLS cuenta con varias modificaciones.

Para empezar, el frente se adapta a los lineamientos estéticos más actuales de la marca, agregando varios detalles cromados en las molduras laterales, techo, cofre y portón trasero. Esta estética puede verse aún más intervenida si se elige el paquete de personalización AMG, que agrega rines de 21 pulgadas y varios retoques en la carrocería para darle un aspecto más deportivo.

Puertas adentro también hay cambios, aunque mucho más ligeros, ya que utiliza un tablero inspirado en la GLE pero con más opciones de conectividad, un nuevo volante multifunción y una nueva pantalla integrada de 8 pulgadas.

Si hablamos de sus impulsores, está previsto que para su lanzamiento a mediados de 2016 solamente ofrezca un V6 turbodiésel de 3.0 litros y 258 Hp. Más tarde, la gama de motores se ampliarán a los de gasolina, con un V6 3.0 litros de 333 Hp en el GLS 400 4Matic, y con el V8 biturbo de 4.7 litros y 449 Hp del GLS500 4Matic. Pero eso no es todo, también existirá una versión AMG, ya que el Mercedes-AMG GLS 63 4Matic, equipará un V8 biturbo de 5.5 litros de 577 Hp.

Todos estos motores podrán estar asociados a una nueva caja automática de nueve marchas, con la opción de poder contar además con reductoras y bloqueo electrónico de los diferenciales, con la excepción del GLS 63 AMG, ya que su V8 seguirá estando asociado al AMG Speedshift de 7 velocidades.

En el apartado de la seguridad encontramos el Collision Prevention Assist, Plus Attention Assist, El Asistente de viento cruzado, freno asistido BAS, sistema de tracción integral electrónico 4ETS, ESP con asistente dinámico en curva, asistente de dirección, ópticas LED y asistentes de ángulo muerto y de mantenimiento de carril.

Esta mole de de 5.13 metros de largo, 1.93 metros de ancho y 1.85 metros de alto se lanzará el año que viene a un precio aún no declarado por la marca, pero que a sus potenciales compradores seguramente poco les importa. ¿Logrará ser la SUV más exclusiva del mundo?

 

 

 

Mercedes-Benz GLS 2016

Ezequiel Las Heras recomienda

Cuéntanos que opinas