Prueba de Manejo

Suzuki Ciaz 2016 a prueba

Manejamos el nuevo integrante de la familia japonesa que competirá en el mercado de sedanes subcompactos de México

Suzuki Ciaz 2016 a prueba

Antecedentes

La oferta de productos de Suzuki en México ha ido incrementándose conforme han pasado los años, sin duda sus grandes éxitos han sido la Gran Vitara y el Suzuki Swift, ambos que compiten en segmentos de mucho volumen. Pero hasta ahora no ofrecía un sedán en la parte baja del mercado y es que en un país como el nuestro donde los sedanes o autos de tres volúmenes (uno para el motor, otro para la cabina y el de la cajuela) son los más demandados, se vuelve algo indispensable el estar presente.

Marcas como Peugeot y Renault han intentado entrar con el 301 y Logan respectivamente, pero el mercado ha demostrado que no es fácil, manteniendo al Chevrolet Aveo, Nissan Versa y Volkswagen Vento como los líderes del segmento (dejamos fuera el Tsuru ya que en realidad pertenece a otro segmento y es un auto que no se puede comparar contra estos).

¿Qué tiene que ofrecer este Suzuki Ciaz 2016? Primero que nada el diseño, que toma elementos de su hermano mayor (y que parece que se olvidaron de él), el Kizashi en la parte delantera pero visto desde atrás bien podría ser un Honda City actual con el cual también compite en el mercado. Después está la plataforma que toma como base al Swift, muy probada y que ha gustado por otorgar un buen manejo a pesar del pequeño motor. Finalmente está la oferta de versiones, para el Ciaz 2016 son cuatro que se diferencian en dos niveles de equipamiento ya la vez, dos ofertas de transmisión para cada uno. A nosotros nos tocó probar la versión llamada GLS con transmisión automática que se sitúa en el segundo escalón y que creemos que puede ser el que más se venda en México. Veamos de qué se trata este Ciaz 2016.

 

Precio: $217,900 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

Como bien decíamos líneas arriba, el Suzuki Ciaz 2016 utiliza la misma plataforma que el Swift, sólo que extendida para ofrecer mayor espacio para las plazas traseras y es que es bastante más largo que éste, con una distancia entre ejes de 2,650mm y un largo total de 4,490mm.

Bajo el cofre encontramos la misma mecánica que en el hatchback subcompacto de la marca, esto es el motor de cuatro cilindros 1.4L naturalmente aspirado que produce 100 Hp a 6,000 rpm y un torque de 98 Lb-pie a 4,000 rpm. Mientras que la transmisión puede ser manual de cinco velocidades o la automática de cuatro que encontramos en nuestro Ciaz a prueba. El peso en vacío para este Ciaz GLS automático es de 1,040 Kg, bastante ligero.

La dirección es de asistencia eléctrica y en cuanto a seguridad encontramos dos bolsas de aire frontales, ABS distribución electrónica de fuerza de frenado (EBD) y cinturones de tres puntos para las cinco plazas.

Para las versiones GLS (automática y manual) encontramos rines de 15 pulgadas con llantas 185/65 R15, que se diferencian por ser de acero en la versión manual y de aluminio para la automática, mientras que en la versión GLX en ambos son de aluminio, de 16 pulgadas y con llantas 195/55 R16.

 

Confort

El interior lo podemos describir como bastante sencillo, no encontramos pantallas sensibles al tacto o complicaciones de ese estilo pero sí plásticos de buena calidad y un ensamble muy bueno para el segmento en el que se posiciona. Al centro del tablero encontramos el estéreo con una pequeña pantalla LCD con entradas USB y auxiliar ahí mismo además de que puede reproducir AM/FM/CD/MP3/WMA en las cuatro bocinas de la versión que probamos. Para el tope de gama, encontramos otras dos bocinas más (para quedar en seis), las mismas entradas USB y auxiliar pero en un compartimento oculto y la compatibilidad Bluetooth para enlazar tu teléfono celular.

En medio del clúster de instrumentos está otra pequeña pantalla colocada entre los relojes análogos en la que se muestra la información de la computadora de viaje como la autonomía de combustible, consumo promedio e instantáneo de gasolina, temperatura exterior y el odómetro (por viaje y el total).

Los ajustes del asiento y volante son completamente manuales y aunque extrañamos el ajuste de profundidad del volante, logramos acomodarnos bastante bien. En el caso de la versión más alta también se puede regular la altura del asiento.

Todas las versiones cuentan con aire acondicionado, sólo que para las GLS es manual de perillas –que por cierto luce bastante viejo- y para las GLX es automático de una zona. Destacan las salidas de aire acondicionado en la parte trasera que son definitivamente muy útiles cuando se viaja atrás.

Sin duda alguna, lo que más nos impresionó fue el espacio para las plazas traseras, es realmente enorme, permitiéndote viajar sin problemas y gozar de la comodidad –a una escala menor obviamente- de un sedán de lujo grande como los BMW Serie 7, Mercedes-Benz Clase S y Audi A8 y no, no estamos exagerando. La cajuela puede alojar unos muy respetables 495 Litros pero encontramos la desventaja de que los respaldos no se pueden abatir para ampliar la capacidad de carga.

Finalmente, encontramos los ya obligados cristales y seguros eléctricos en las cuatro versiones, aunque en las GLX, el acceso y arranque es mediante la llave de presencia.

 

Manejo

Al volante, este Ciaz 2016 nos recordó mucho al Swift y es que goza de ese “noseque” que lo hace muy divertido de manejar a pesar de que el motor y la transmisión son bastante básicos (básicos por que el motor es pequeño y la caja es de sólo cuatro velocidades y no alcanza a desquitar todo el poder del motor). La dirección es corta y aunque en algunas ocasiones nos topamos con que le costaba trabajo regresar tras girar el volante (algún tema de la dirección eléctricamente asistida), inspira mucha confianza al tomar una curva.

Si esperas una aceleración vertiginosa, probablemente el Ciaz no sea para ti y es que cuando presionas el acelerador, el motor se pone a trabajar, sí, pero la transmisión de tan solo cuatro velocidades (hoy en día tenemos hasta transmisiones de 8,9 y 10 velocidades) es muy lenta y se nota que aunque trata de aprovechar lo mejor posible la relación, ésta termina siendo muy larga y se pierde la inercia, aunque por otra parte tenemos auto con muy buen consumo de combustible, hay que decirlo de más de 12 Km/l en ciudad y sin mucho esfuerzo.

Al lado de la palanca selectora encontramos un botón de Over Drive Off que le permite a la transmisión aguantar más el siguiente cambio para así no perder el “vuelito” que se había ganado en una subida.

Finalmente, lo que el cliente de este tipo de autos busca es que sea un auto espacioso, práctico y que no consuma mucho combustible si se puede que sea bonito, ¡mejor!

 

Conclusión

El Suzuki Ciaz creemos que es un buen auto, está bien hecho (viene de la planta de la marca en India, al igual que el Volkswagen Vento). Cumple en cuanto a seguridad aunque lo podría hacer mejor y a pesar de que el motor es bastante pequeño, quienes lo compren seguramente estarán buscando más bien un consumo de combustible mejor y no tanto desempeño.

Nos gusta el diseño exterior pero nos hubiera gustado un interior con un poco más de propuesta y menos conservador. También el tema de equipamiento es un problema ya que para acceder a mejoras cosas hay que ir por la siguiente versión llamada GLX que ya tiene un precio más alto pues llega hasta los $239,900 pesos con la transmisión automática.

Está muy bien posicionado en el segmento aunque seguramente con una transmisión más moderna se sentiría que te entrega mucho más valor por tu dinero.

¿Qué te parece a ti esta apuesta de Suzuki para entrar en el segmento de los sedanes de entrada?

 

 

Probamos el Suzuki Ciaz 2016

Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos