Prueba de Manejo

Honda Accord 2015 a prueba

Manejamos el sedán mediano japonés en su versión Sport

Honda Accord 2015 a prueba

Antecedentes

La actual generación del Honda Accord ha estado con nosotros desde 2013, se trata del primer modelo que empezó a vender la marca japonesa en nuestro país en 1995 y uno de los más apreciados hoy en día dentro del segmento de los sedanes medianos. Fue nombrado Green Car of the Year en 2014 a pesar de no recurrir a una motorización híbrida o más compleja y ahora para este 2015 estrena una versión llamada Sport la cual tuvimos oportunidad de probar.

Los distintivos de esta versión son el spoiler en la cajuela, rines de aluminio de 17 pulgadas, salidas de escape cromadas, instrumentos con distintivos color rojo y paletas de cambio en el volante pero curiosamente encontramos algunas actualizaciones menores del modelo que probamos ya hace dos años.

La competencia en el segmento está dura con exponentes como el Nissan Altima, Ford Fusion, Mazda6 (que cambiará para este año modelo 2016), el recién llegado Hyundai Sonata y los recién renovados Toyota Camry, Chrysler 200 y el Chevrolet Malibu.

 

Precio Honda Accord Sport 2015: $349,900 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

Esta versión Sport que nos tocó probar recurre a la motorización de cuatro cilindros de 2.4L llamado por la marca Earth Dreams ya que utiliza tecnologías como la inyección directa de combustible y el sistema de apertura de válvulas variable (i-VTEC) para ser más eficiente. La entrega de poder es de 189 Hp (+4Hp en la versión Sport) y 182 Lb-pie de torque que llegan a las ruedas delanteras mediante una transmisión continuamente variable (CVT) de nueva generación, desarrollada por Honda y que encontramos ya también en la nueva CR-V, el City y Fit.

Además, en la versión Sport encontramos un modo manual con paletas de cambio en el volante con el cual simula los escalamientos de una transmisión con engranes y nos deja jugar un poco para tener una sensación de mayor deportividad.

En esta generación de Honda Accord, la suspensión cambió pues antes ofrecía una geometría de doble horquilla adelante (como la de un auto deportivo) pero debido a la exigencia de las pruebas de impacto reciente y al espacio que se necesita para una de esto tipo, ahora se convirtió a McPherson como el resto de sus competidores en el segmento.

Finalmente, en cuanto a seguridad, encontramos bolsas de aire frontales, laterales y de cortina además de las ayudas electrónicas como el ABS, control de estabilidad (VSA en Honda), control de tracción, sensores de estacionamiento, cámara de reversa y anclajes para sillas de bebé LATCH.

 

Confort

Para nuestra sorpresa, Honda decidió abandonar la configuración de dos pantallas al centro del tablero para este modelo 2015, moviendo los controles del sistema de info-entretenimiento a donde estaba la pantalla inferior y dejando una pequeña “cajuelita” en donde estaban dichos controles.

Esto nos pareció muy bueno ya que permite manipular mejor dicho sistema y ganas un espacio para guardar cosas y que no queden a la vista. Desde estos controles nuevos podemos controlar todo lo relacionado con el teléfono (Bluetooth), el sistema de sonido, la computadora de viaje y algunos ajustes del auto. Adicionalmente, encontramos conexiones de USB, auxiliar y Bluetooth para reproducir la música de tus dispositivos en las seis bocinas del interior.

El sistema de info-entretenimiento no es el más complejo de usar y aunque logra su cometido, encontramos propuestas con más funcionalidades en otras marcas. A veces puede parecer un poco lento y torpe, sobre todo para emparejar un dispositivo Bluetooth.

La calidad de ensamble y de plásticos es realmente muy buena, algo que Honda se ha preocupado por mantener a lo largo y ancho de su gama de productos. Desde el momento en el que abres la puerta, tienes esa sensación de que el auto simplemente no va a fallar o presentar ruidos en un futuro. La insonorización también es algo digno de mencionar ya que realmente separa la cabina de los ruidos exteriores.

Si de algo tiene fama el Honda Accord es que normalmente su clientela son personas mayores y algo que delata que sí atienden a ese mercado son los botones de la consola central de gran tamaño y que claramente están especificados para qué son, de hecho algunas funciones se repiten directamente en el menú de la pantalla para que sean más fáciles de encontrar.

La cabina es muy espaciosa en todas direcciones y plazas. Sobre todo en la parte trasera que goza de un espacio envidiable para viajar tanto para las piernas como para la cabeza. Lo mismo ocurre en el área de carga que tiene un tamaño impresionante, suficiente para acomodar todo el equipaje de cinco personas y hasta un poco más en cualquier viaje.

 

Manejo

La calidad de marcha es de lo que más llama la atención al conducir este Honda Accord 2015, es suave, confortable y tiene un manejo bastante bueno cuando te llegas a encontrar unas curvas en el camino. La dirección no es la más comunicativa pero ofrece buena firmeza conforme elevas la velocidad, brindándote una sensación de seguridad.

A pesar de tener un motor de sólo cuatro cilindros, la respuesta del propulsor es disfrutable a todas velocidades. No es que tenga una aceleración vertiginosa pero en cualquier situación, si presionas el pedal derecho responde muy bien. Esto es en gran parte a la excelente transmisión (algo que no nos vamos a cansar de decir) “automática” CVT –continuamente variable- que desarrolló específicamente Honda para sus productos y que no sólo ahorra de verdad combustible, sino que también desquita mucho mejor la potencia y torque del motor.

De esta forma, la marcha es silenciosa, confortable y te sientes seguro de que si pisas el acelerador, no se va a quedar pensando qué hacer sino que responde inmediatamente a tus necesidades.

 

Conclusión

Después de convivir varios días con este sedán mediano de Honda, nos llevamos un muy buen sabor de boca. No solo es un excelente auto en el que cabe toda la familia, también es ahorrador (fácilmente puedes llegar a los 12 Km/l en ciudad sin cuidar mucho el pedal derecho), tiene una calidad envidiable por la gran mayoría de sus competidores y tiene un excelente valor de reventa.

Definitivamente no tiene la propuesta de diseño y tecnología que otros de sus competidores pero creemos que lo que tiene cumple bien con las necesidades del usuario promedio.

En el lado negativo, sólo nos podemos quejar del colchón de los asientos delanteros que a veces parece no ser suficiente y llega a cansar y de la falta de luces automáticas, algo que creemos debería de ser obligado en este segmento.

Finalmente el precio nos parece muy adecuado, sobre todo en esta versión Sport –que por cierto nada tiene de Sport, sólo el nombre- que conjuga un exterior ligeramente más atractivo con un paquete bien balanceado de equipamiento.

 

 

Probamos el Honda Accord 2015

Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos