Industria

Recall de GM en el ojo del huracán

Es la mayor crisis de imagen desde la suspensión de pagos en 2009.

Recall de GM en el ojo del huracán

Anteriormente, te habíamos comentado que General Motors llama a revisión en nuestro país a los modelos Pontiac G4 2005 y 2006, Pontiac G5 2007, Pontiac Solstice y Chevrolet HHR modelos 2006 y 2007, como parte de una campaña de seguridad a la que convocó GM Norteamérica.

Este problema no es nuevo, se remonta a 2001 cuando GM detectó problemas con un muelle dentro del tambor del sistema de encendido de algunos de sus modelos por lo que la firma estadounidense está inmersa en una crisis de imagen y fiabilidad debido a que el antiguo cuerpo directivo de la compañía decidió ignorar este defecto, el cual podría provocar que el vehículo se apague de forma inesperada, desconectando el sistema eléctrico y cancelando el funcionamiento del sistema de airbag.

Según información de la compañía, el defecto habría provocado decenas de accidentes y al menos 13 muertos, el problema verdaderamente radica en que si GM tenía conocimiento de este problema desde hace más de una década, por qué empezó a llamar a revisión a los vehículos afectados en febrero de este año.

A nivel mundial el recall afecta a un total de 2.6 millones de vehículos, de los cuales 2.2 millones se ubican en EE.UU. destacando los modelos Saturn Ion 2003-2007, Saturn Sky 2007-2010, Chevrolet HHR 2005-2011, Pontiac Solstice 2006-2010, Chevrolet Cobalt 2005-2010 y Pontiac G5 2005-2010.

En 2006, GM modificó el diseño defectuoso del sistema de encendido, sin comunicar a las autoridades que había encontrado un problema y manteniendo la numeración del componente sustituido en lo que parece un intento de ocultar que existía un problema. Desafortunadamente para la firma, la modificación no consiguió cumplir las propias especificaciones por lo que siguió instalando el sistema de encendido defectuoso.

Diversos analistas del sector han señalado que la sustitución del sistema de encendido defectuoso por uno sin problemas le habría costado a GM un máximo de dos dólares por unidad pero como la marca se encontraba en una situación económica crítica, bien pudo evitarlo eliminando cuatro de sus marcas -Saturn, Pontiac, Hummer y Saab-, al igual que las más de 50.000 millones de dólares de ayudas públicas.

Hasta el momento, al menos cuatro investigaciones están en marcha para averiguar porqué GM no inició el llamado a revisión antes, destacando la de un comité del Senado estadounidense que la semana pasada llamó a Mary Barra para declarar. Esta situación fue parodiada en el programa estadounidense Saturday Night Live ya que la directiva fue incapaz de contestar de forma directa y clara a muchas de las preguntas de los senadores del comité.

Miriam Santillán recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos