Prueba de Manejo

Subaru XV 2013 a prueba

Manejamos este crossover de la marca japonesa

Subaru XV 2013 a prueba

Antecedentes

Subaru es una marca que podemos decir que aún no es apreciada lo suficiente en México, a diferencia de Estados Unidos, donde en 2013 cerró con 424,683 vehículos, un aumento del 26% respecto al año anterior.

En nuestro país está bajo la operación de un importador y no con el apoyo de la marca de manera directa, pero esto no le ha detenido para renovarse a partir de 2013 con una nueva estructura y una estrategia más agresiva de productos como la nueva Forester y el auto en cuestión, el XV 2013.

El Subaru XV está montado en la plataforma del hatchback compacto, Impreza, de hecho es obvia la descendencia a simple vista. En realidad es una versión con un toque más aventurero, con una suspensión más alta y look de “camioneta”. Esto provoca que las personas se refieran a este como “la camionentita” pero para nosotros sigue siendo un auto y más adelante explicamos por qué.

 

Precio: de $339,900 a $372,500 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

Bajo el cofre del XV encontramos la clásica combinación mecánica de la marca: un motor de cilindros horizontalmente opuestos (bóxer), tracción integral (Symmetrical All-Wheel Drive) y transmisión continuamente variable (CVT). En el caso de las dos versiones que se comercializan en nuestro país, estas utilizan el motor de cuatro cilindros, 2.0L con 150 Hp y 144.5 Lb-pie de torque.

La suspensión como comentábamos anteriormente, es más elevada, algo muy útil en caminos complicados como los que encontramos en nuestro país, con muchos topes, rampas pronunciadas etc, que complican a veces la movilidad.

 

Confort

Como parte del equipamiento en el XV encontramos en el exterior: rines de 17 pulgadas, protectores de plástico en las salpicaderas, parte baja del auto y fascias; faros de xenón (versión tope), lavafaros delanteros, luces de niebla, barras de techo para carga, spoiler trasero y direccionales en los espejos (sólo la versión tope). Esto lo hace lucir agresivo y muy bien equipado desde lo lejos.

En el interior, encontramos asientos de piel para la versión que nos tocó probar, quemacocos, pantalla multifunción al centro del tablero, pedales deportivos (versión tope), cámara de reversa, aire acondicionado automático de dos zonas, volante regulable en altura y profundidad, sistema de audio con seis bocinas, entrada USB, MP3 y auxiliar; control de crucero, dos tomas de corriente de 12v, controles en el volante del sistema de audio y conectividad Bluetooth para el celular (¡ya puedes respirar!)

El espacio interior es bastante bueno para los ocupantes, pero sí se nota que el sistema de tracción integral le resta espacio en la cajuela pues el piso de la misma está más arriba de lo que imaginábamos al ver el auto por fuera.

Algo que vale la pena mencionar es que el Subaru XV 2013 destaca por la seguridad que ofrece a los ocupantes, con siete bolsas de aire, zonas de deformación en la carrocería, sistema ABS para los cuatro frenos de disco, control de estabilidad y de tracción. Esto le ha ganado el título de Top Safety Pick + otorgado por la organización estadounidense, IIHS (Insurance Institute for Highway Safety).

 

Manejo

Al volante, el XV es un auto realmente práctico y que está enfocado a un segmento al que le interesa más la confiabilidad, el espacio y la seguridad que el performance. Decimos esto porque 150 caballos en un auto compacto funcionan bastante bien, pero gracias al sistema de tracción integral en gran parte (que le suma mucho peso que arrastrar), a todos los aditamentos de seguridad que le han dado el título de Top Safety Pick+ y a la transmisión CVT, el XV no se siente muy ágil que digamos. Cuando se presiona el acelerador, el motor sube de revoluciones sí, pero no se siente una aceleración reconocible. Eventualmente se empieza a mover, pero en situaciones donde se necesita que responda rápido, simplemente no lo hace.

Esto mejora cuando se utilizan las paletas de cambios colocadas detrás del volante con las que la transmisión simula los escalones de una transmisión con engranes pero al salir de un semáforo o en una pendiente muy prolongada, se extraña un poco más de torque.

Algo de lo que no nos podemos quejar es del comportamiento 100% neutral en curvas, con todo y la suspensión alta que tiene. La dirección responde al instante y no tienes un peso que mueva la carrocería al girar (gracias al motor bóxer) y cuando se está en la curva, tienes toda la tracción disponible al instante gracias al sistema Symmetrical All-Wheel Drive.

La posición de manejo es cómoda, el ensamble es bueno, el interior es amplio, está muy bien equipado y tiene un radio de giro excelente (esto facilita mucho las maniobras en ciudad), digamos que cumple muy bien con lo que el usuario promedio puede necesitar.

 

Conclusión

El Subaru XV 2013 es un auto muy completo, que se maneja de manera excepcional pero en el que sí llegamos a extrañar más potencia del motor o una transmisión que le ayudara a aprovechar mejor el torque. A decir verdad, esto es algo que la gran mayoría de los usuarios no extrañaría pues es bastante ahorrador de combustible y cumple con las necesidades diarias de una pequeña familia.

Todo esto está muy bien, pero la verdad es que por el mismo dinero por el que compras un XV, puedes acceder a verdaderos SUV pequeños con un poco más de espacio interior, una mejor transmisión y motores que responden mejor. Esto podría nublarte el juicio, pero por otro lado, ninguno va a tener el mismo manejo, seguridad y sensación de indestructibilidad.

Si bien a ti no te importan las aceleraciones bruscas, el hecho de traer una verdadera camioneta o tienes un manejo más conservador, el XV cumplirá con tus expectativas y seguramente sobrevivirá a una explosión atómica.

 

 

Subaru XV 2013 a prueba

Héctor Mañón recomienda

Cuéntanos que opinas