Prueba de Manejo

Chevrolet Tornado 2011 a prueba

Un vehículo de trabajo en el rango de los $180 mil,  con un polémico diseño, al más puro estilo de GM.

Chevrolet Tornado 2011 a prueba

Manejamos la Chevrolet Tornado 2011, un vehículo de trabajo con un "charm" distinto.

General Motors está demostrandole al mercado que los vehículos de talante utilitario y económico no tienen por que ser feos y carentes de personalidad, lease Spark, un auto con un estilo propio que está notandose en las calles, la nueva Tornado sigue las huellas frescas dejadas por el Spark, ya que el diseño que entrega el modelo 2011 es digno de tomarse en cuenta.

Antes de empezar con la prueba, hagamos un poco de historia del modelo que se vende en México desde el 2004.

Tornado es una Pick Up pequeña que compatría elemetos mecánicos con el Corsa -que ya no se vende en nuestro país- contaba con un motor de 1.8 litros y un poco más de 100 caballos de fuerza y competía en ese momento con varias pick up pequeñas de diversos fábricantes como Volkswagen con la Pointer Pick Up, Ford con la Currier, sin duda un mercado competido y cuyo líder es Nissan con su venerable Pick Up denominada NP300.

Los fabricantes han ido renovando sus productos, VW lanzó Saveiro que sustituyó a la Pointer Pick Up, Ford ha ido renovando el estilo de la Currier y Nissan, a la vanguardia hace lo propio con sus vehículos comerciales NP300.

¿Qué nos ofrece de nuevo?

El aspecto exterior es completamente diferente a la de la anterior versión, la nueva Tornado 2011, que huelga comentar se llama Montana en otros mercados, como en el brasileño que es en donde se fábrica y se exporta a nuestro país desde la planta de GM ubicada en Sao José dos Campos.

Los elementos del diseño exterior vienen de un auto llamado Agile, que seguramente no veremos en México en corto plazo y sin temor a equivocarme el diseño de la nueva Tronado 2011 será un detonante para la decisión de compra dado lo conservador del diseño exterior de las pick up del segmento y que compiten directamente.

 

Bajo el cofre

Encontramos un motor de cuatro cilindros, delantero transversal de 1.8 litros de ocho válvulas ya bien conocido por el consumidor, la potencia que eroga es de 105 bhp en un rango de 5,400 rpms, lo más interesante que la Tornado 2011 ofrece es el torque de 119 Lb-pie a 3,000 rpm. Está acoplado a una transmisión manual de cinco cambios.

 

Los interiores

Definitivamente es un vehículo de trabajo, los acabados y las tapicerías están pensadas con el fin de tener un un uso rudo, la calidad se aprecia justa por el precio que se paga, la version de prueba evaluada por Autocosmos al ser la más equipada tenía un sistema de audio con reproductor de cd y mp3 más la entrada de USB y auxiliar además de equipo de aire acondicionado.

Al cuadro de instrumentos hay que dedicarle unas líneas, ya que la forma es tan distinta que confunde y desconcierta un poco, los medidores que más resaltan son; a la izquiera el velocímetro y a la derecha el tacómetro, la posición de las agujas es lo más extraño y trataré de explicarles de la manera más gráfica que pueda, hablando del velocimetro y comparandolo con la caratula de un reloj de manecillas, la indicación de la velocidad míinima está a las siete y la velocidad máxima a las dos, es decir la aguja va subiendo según se acelera. En el tacómetro la historia es diferente, la aguja cuando marca el rango mínimo de revoluciones está ubicada a las 10 en la carátula del reloj imaginario y el rango máximo se ubica a las tres. ¿Complicado? ¡Un poco!, pero es fácil acostumbrarse, justo al centro hay una pantalla de cristal líquido con información diversa del comportamiento del auto y sus fuídos. El resto del tablero lo conforman al, centro los controles del clima artificial -o calefacción en el caso de los modelos de gama baja- y un equipo de audio de un din, en el caso de los que no cuenten con este equipo, el espacio es un guarda objetos.

Tras el volante

La puesta a punto de la Tornado 2011 está pensada para cargas ligeras, la capacidad es de 750 kilos y contrario a lo que se pudiera pensar, el manejo sin carga es notable (otros vehículos del segmento son duros y nerviosos sin carga).

El motor de 1.8 litros es más que suficiente, la entrega de torque es desde el rango bajo de revoluciones y gracias al escalonamiento de la transmisión el manejo es hasta divertido, eso sí sin olvidarnos que es una pick up.

La suspensión delantera Mc Pherson y el montaje transversal del tren motor hacen que la sensación tras el volante sea muy similar a la de un subcompacto, la suspensión trasera es un eje torsional más pensado en la resistencia que en el confort.

La zona acristalada brinda una buena visibilidad y solo tiene un gran punto ciego en la zona derecha si va un pasajero, por ejemplo en maniobras de salida de vías rápidas o en ese típo de ángulos, el retrovisor exterior ayuda mucho, pero aun así el punto ciego es grande, otro detalle al que no es complejo acostumbrarse.

Los consumos son buenos, si se anda con prisa el pequeño 1.8 litros puede ser demandante y sediento, pero nada para alarmarse ya que el tanque es de buena capacidad, 56 litros.

 

Especificaciones:

Motor de cuatro cilindros y 1800 cc. con 8 válvulas

Potencia: 105 bhp en el rango de las 5,400 rpm

Torque: 119 Lb-pie a 3,000 rpm

 

Dimensiones

Largo: 4,510 mm, Ancho: 1,700 mm, Alto: 1,580mm, Distancia entre ejes: 2,714 mm, Peso: 1,100 kg.

 

Prestaciones:

Velocidad máxima: 175 Km/h

Consumo en cuidad: 14 Km/litro

Consumo carretera: 16.5 Km por litro

 

 

Conclusión

La Tornado 2011, como lo comente en las primeras líneas es una buena opción simplemente por el estilo exterior, su comportamiento es bueno y pese a la mala fama que tienen los productos de origen brasileño, en este caso los materiales se notan del nivel del precio que se paga, quizá la protección plástica de la batea de carga le confiera muchos ruidos si el piso por el que se circula no es terso y perfecto.

Un producto jovial, balanceado y de ágil manejo en el rango de los 150 a 180 mil pesos aproximadamente.

¿Qué opinas? Cuéntanos