Automovilismo

Jean Todt, nuevo presidente de la FIA

La Federación Internacional de Automóvil tiene a como nuevo dirigente a Todt que siembra la duda de la continuidad de las políticas de Mosley

Jean Todt, nuevo presidente de la FIA

Jean Todt ha ganado la presidencia de la FIA con un margen contundente siendo 135 votos contra 45 de Ari Vatanen y apenas 12 abstenciones del consejo de elección.

Sin embargo el palmarés y experiencia de Todt le valieron para llegar a l puesto, si bien Vatanen tubo experiencia en el sector gubernamental, no le fue suficiente para convencer a las distintas asociaciones mundiales del deporte motor.

Jean sintió en carne propia las competencias al ser copiloto de rallies del ´66 al ´81, al retirarse de las competencias fue director deportivo de Peugeot Sports consiguiendo campeonatos en el WRC y buenos resultados en Dakar. Durante ese tiempo Todt convivió con Vatanen en el equipo.

A principios del ´93 se incorporó a las filas de Ferrari con su historial de campeonatos y triunfos al lado de Brawn y Schumacher.

"Mi intención es ofrecer continuidad pero también impulsar cambios para afrontar los nuevos retos a los que se enfrenta el deporte para los próximos años," comentó Todt. "Vivimos en un tiempo de cambios sin precedentes y en un entorno difícil económicamente. A pesar de la recesión mundial, la población de automóviles está previsto que se triplique para 2050. Nuevas generaciones en todo el mundo tendrán la oportunidad de disfrutar de la libertad de movilidad que ofrece el coche y la responsabilidad de la FIA es defender su derecho a una movilidad segura, sostenible y asequible.

"También debemos hacerles más fácil experimentar la pasión y la emoción del automovilismo deportivo. Respetando nuestra experiencia y nuestras tradiciones, la FIA debe estar lista para moldear e impulsar esta nueva era de movilidad y deporte global."

Dentro de las propuestas de campaña del Sr. Todt que esperemos que sean válidas y no como la de la Tenencia Vehicular (perdón no pude evitar decirlo) me permito señalar algunas que destacan por su importancia:

- La FIA debe estar siempre a la vanguardia de la tecnología, la orientación y los sistemas de gestión innovadores. Aplicando ese enfoque al deporte, aportamos la prueba de nuestra capacidad a nivel internacional de combinar una competición leal, el espectáculo y la gestión de riesgos.

- Nuestro programa 2009-2013 propone una revisión completa de los estatutos y la estructura de la FIA dentro de un cuadro de procedimiento que implica a la dirección, los Consejos Mundiales y los miembros. Necesitamos principalmente reforzar nuestra organización regional evolucionando hacia un nuevo sistema con dos vicepresidentes, de Movilidad y Deporte, para cada región. Queremos consolidar el papel del Senado, racionalizar nuestro proceso de toma de decisiones y velar porque las ramas de Movilidad y Deporte de la FIA apliquen un sistema de gobierno transparente, democrático y justo.

- Dado que el número de personas motorizadas aumenta rápidamente, es nuestro deber reforzar la influencia de la FIA en todo el mundo. Debemos ir por delante de la nueva generación de automovilistas y apasionados del deporte.

- Para cada campeonato del mundo de la FIA, nombraremos a un comisario a cargo de la gestión diaria y del gobierno del campeonato. Ese comisario dará cuenta al Consejo Mundial de Deporte y a las comisiones deportivas competentes. Eso liberará al Presidente de la FIA y permitirá al equipo de dirección concentrarse en la gestión estratégica global de la FIA.


- Pensamos que la FIA debe crear Centros de excelencia regionales que servirán de sedes polivalentes para la competición, la formación y la coordinación regional. La Fundación FIA y el Instituto FIA para la Seguridad en el Deporte Automovilístico podrían participar en la puesta en marcha de esos centros regionales, en colaboración con nuestros ASN.

- La FIA debe animar a la reducción de costos en todos los grandes campeonatos, la estabilidad de los reglamentos, la normalización de las piezas, la disminución de gastos generales y la simplificación de la logística. Igualmente, examinaremos el presupuesto interno de la FIA y, en la medida de lo posible, reduciremos los costos de los organizadores modificando la estructura de los gastos de calendario.

Suena complicado en algunos puntos sobre todo en la contradicción que la FIA debe representar los mayores logros tecnológicos (F1) pero por otra parte el reducir los costos, recordemos que todo avance repercute directamente en mayor inversión. En fin tiene un duro trabajo y por supuesto otro punto será el fantasma de Mosley y Ferrari.

Comentarios: ricardo@autocosmos.com
 

¿Qué opinas? Cuéntanos